La Fiestita de Florencia K

Florencia Kirchner

Florencia Kirchner

Ha recorrido un largo camino, la muchacha, y ya no es esa nena de 13 años asombrada con las luces de la Capital. Florencia, la hija menor del Néstor y Cristina Kirchner, cumplió 18 años el 6 de julio y lo festejó con todo el estilo y glamour que –digna hija de su madre– ya son su marca registrada.
Sigue leyendo

Un golpe demoledor a los Kirchner

Karin Ebensperger

Karin Ebensperger

Desde que el Senado argentino rechazó el proyecto que aumentaba las retenciones a las exportaciones, algo de fondo cambió en Argentina. El gobierno sin contrapeso al que estaban acostumbrados los Kirchner y su estrategia del todo o nada sufrieron una gran derrota. El destino de Cristina Fernández y su marido depende ahora de su capacidad para cambiar el modo de gobernar.

Partiendo por el impuesto a las exportaciones, que se conoce como retenciones, algo muy difícil de explicar fuera de Argentina. La mayoría de los países modernos considera necesario estimular las exportaciones, pero Argentina lo hace al revés.

En 2002, el entonces Presidente Eduardo Duhalde aplicó este impuesto a los granos en una situación límite, en que la deuda externa y el caos político llevaron al Ejecutivo a obtener esos fondos para cubrir las necesidades mínimas de los sectores más postergados. Y buena parte del sector agroindustrial colaboró en aras del bien común. Sigue leyendo

Cristina contra ataca y Nestor manda

Susana Sechi

Susana Sechi

La misma película, con los extras vociferantes es repetida una y otra vez, mientras los argentinos se encuentran discriminados por el discurso oficial promovido por un matrimonio, que busca desde el melodrama, ocultar la decadencia de un gobierno que se desgaja políticamente, después de una derrota que le resulta imposible de digerir. En esa suerte de actos, con los que el matrimonio trata de conmover los sentimientos del soberano, apelando al argumento edulcorado rayano al ridículo, la señora Kirchner, trato de reivindicar a ese hombre desencajado con quien comparte el lecho conjugal.

La novela, como política de Estado, ha ido incursionando los diferentes estilos, que desde la ficción pudieran complementar, la caótica administración del kirchnerato, no faltando los actores del elenco estable, para dar crédito a la mentira oficial. Los descalabros se han venido tapando durante estos cinco lamentables años, mediante circo, sainete y grotesco, un modelo que que con el tiempo tuvo que reforzar su argumento con confrontativas arengas, amenazantes cada más subidas de tono, ante las crisis de gobernabilidad, que se fueron presentando. Sigue leyendo

Cristina atacó a la clase media

Cristina-kirchner

Cristina kirchner

Luego de un largo periodo catártico en el que evitó referirse a la cuestión, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner lanzó hoy una critica a la clase media “cacerolera” -al presentar un programa de becas- y defendió nuevamente el actual modelo económico. Sigue leyendo

La renuncia Alberto Fernández

Alberto Fernández

Alberto Fernández

El ministro preparó en las últimas horas la redacción de unas pocas líneas de su carta de renuncia, luego de considerar que la presidente Cristina Kirchner necesita “darle un perfil propio” a la gestión, tras el final del conflicto con el sector rural. Sigue leyendo

¿Si pierden se van?

Cristina Kierchner - Juio Cobos

Juio Cobos - Cristina Kirchner

Según Marcelo Longobardi el vice presidente Cobos habría adelantado a un dirigente rural que él consideraba que un eventual desempate suyo contra las retenciones móviles equivalía a pedirle la renuncia a la presidente. La genética política tira, sin dudas, para semejante confusión de su responsabilidad de votar lo que es mejor para el país y no lo que es mejor para la señora. Más aún, la de no dejarse extorsionar con un argumento tan estúpido. La renuncia es responsabilidad de quién renuncia y el voto es responsabilidad de quién vota. Así de sencillo. Sigue leyendo

Morir por 100 pesos o con pollo en mal estado

La muerte de Carlos Marriera en Plaza de Mayo como causa de la caída de una farola de bronce que dio en su cabeza es triste y lamentable, pero por desgracia no es la primera ni la última vez que pasa. En Río Turbio en junio del 2007 en un acto K hubo obreros intoxicados y uno muerto. La rueda de la apariencia no se detiene. La presidenta no parece conectar el mensaje vacuo con la realidad que la rodea.

Lo que el oficialismo denomina “prensa opositora”, siempre rescata las anécdotas que se generan en los actos del PJ donde indefectiblemente la mayoría de la gente es arreada, obligada y pagada para asistir a coronar los discursos del matrimonio presidencial. Sin un atisbo de vergüenza, los Fernández y hasta el mismo Kirchner en sus alocuciones hablan de generación espontánea en la concurrencia a sus eventos partidarios, cuando todo el país sabe cuáles son los movimientos de dinero que hace el oficialismo para adornar sus bases y obligarlas de alguna manera a concurrir con el fin de hacer número.

Lo que tantas veces se ha dicho y sostenido desde los medios críticos, el miércoles quedó trágicamente al desnudo con la muerte del joven Carlos Marriera de 21 años que fue víctima de la desaprensión, la burda y reiterada historia de querer aparentar lo que en realidad no se puede por los medios convencionales de la sana y desinteresada convocatoria. Sigue leyendo