Lousteau dijo que los cacerolazos fueron “montados”

Martin Lousteau-FelizEl ministro de Economía, Martín Lousteau, aseguró que “no hay absolutamente ningún elemento” que indique la necesidad de modificar la política de retenciones, y en consecuencia ratificó el llamado “a la cordura” de los productores que viene haciendo el Gobierno para salir de la crisis.

Para Lousteau, el cacerolazo de anoche en las principales ciudades del país fue “montado por dirigentes que no están ideológicamente de acuerdo con el Gobierno, donde se manifestó la clase media alta urbana que no tiene absolutamente nada que ver con el campo”.

El ministro añadió, en diálogo con radio América, que “los líderes de la oposición incentivaron” las protestas callejeras de ayer, cuando “la gente gritaba contra el Gobierno, estaba diciendo ‘que se vaya’ por una medida legítima. Sigue leyendo

El Discurso Cristina Kirchner

Rogamos a la Gente , Que Apoye El Cacerolazo Con Banderas Argentinas

apoyemos el Cacerolazo

Viva la patria!!

Saludos de Despertando La Repúbica

El Cacerolazo en Recoleta

Preocupante: Discurso presidencial profundizo las diferencias

Un innecesario discurso de barricada, con palabras que llamaban a enfrentar a ruralistas con el resto de la sociedad, pronuncio hoy la presidente Cristina Fernández de Kirchner. La reacción no se hizo esperar y espontáneamente en todo el país, se escucharon  las cacerolas y bocinazos, con protestas contra la palabra oficial, que algunos catalogaron de ofensiva contra trabajadores rurales.

cacerolazo nacional

Un país dividido: comienzan a escucharse cacerolazos y bocinas en numerosos lugares de Capital y el Interior.Las filosas palabras de Cristina Fernández esta tarde en la Casa Rosada generaron un efecto multiplicador de las protestas, que traen el ruido de las cacerolas en esta Capital y muchísimas ciudades del país.

Aunque tomada con celular, la foto de la gente esta noche en Plaza de Mayo adquiere valor testimonial.

Qué lejos parece haber quedado aquel discurso de Cristina Fernández, el 10 de diciembre en el Congreso, llamando “a la unión de los argentinos”, prometiendo no convertirse en “gendarme de la rentabilidad de los empresarios”.  “Creo que debemos superar ese tabú histórico sobre si el modelo es industria o campo. En un modelo de acumulación con inclusión social campo e industria tienen sinergia”, dijo entonces la flamante mandataria.  Esta noche, los primeros ecos de su política de “pacificación”  han empezado a sonar en cacerolas  que repican en varias ciudades del país. Es un sonido todavía incipiente, pero el Gobierno debería tomar nota de lo que está sembrando, porque el desenlace puede ser imprevisible. Sigue leyendo