Cristina, the peacemaker

Directora de la Historia Paralela Susana SechiNo fue precisamente un hermoso homenaje para el Día Internacional de la Mujer la intervención de la Presidente durante la Cumbre del Grupo de Río.

En un ambiente caldeado en el que las voces se elevaban hasta la crispación y las injurias llegaban al nivel del insulto personal, el equilibrio de Leonel Fernández, Presidente Protémpore del Grupo Río y Primer Mandatario de la República Dominicana donde se realizaba el cónclave, hizo que manejara con excelencia la situación poniendo paños fríos al acalorado enfrentamiento.

Cuando llegó el tiempo de la intervención de la Presidente argentina, quien declamó “que solamente en la paz, solamente por la paz, se puede lograr irrestrictamente la vigencia de los derechos humanos”, repitiendo la retórica que la materia de los derechos humanos es el pilar fundamental de su gobierno, es la misma que encaramada en los derechos de los terroristas aplicó su criterio, “no nos apartemos del derecho y de la legalidad para combatir a los ilegales, a los ilegales se los combate con mas derechos y legalidad”.

Recriminando al gobierno colombiano, Cristina Kirchner, por lo que consideró una gravísima violación a la soberanía del territorio ecuatoriano, pareció encontrar una explicación fortuita al hecho considerándolo no como algo ocasional en el fragor de una batalla, si no como algo que comenzó a dispararse cuando se lograron concretar los “canjes humanitarios”.

Los argentinos que conocen muy bien las ambigüedades de la Señora, sintieron vergüenza ajena pero no se asombraron. Esas políticas que dice mantener el matrimonio Kirchner desde hace cinco años y referidas a los derechos humanos, son tales como lo expresó la Presidente en su alocución, solo representan a los terroristas.
Sigue leyendo

Anuncios

Cuando las víctimas deben disculparse

Humberto BonanataDurante la Cumbre de Río celebrada en República Dominicana el presidente Álvaro Uribe Vélez sabía que el clima ab-initio le resultaría sumamente hostil. Las republiquetas “progres” de Latinoamérica se sentían ofendidas más que por la incursión persecutoria en suelo ecuatoriano del ejército colombiano, por la muerte del viejo narcotraficante, asesino y secuestrador Raúl Reyes.

Aún así, la prestancia del gobernante colombiano, a todas luces junto con Lula – su ausencia fue más fuerte que su presencia- demostraron quiénes tienen más claro hacia dónde va el mundo civilizado del siglo XXI.

Uribe descolló ante el discurso del embajador del alicaído Chávez en la Cumbre, Rafael “Cassius” Correa.

Inteligente, con un discurso prearmado aunque sumamente soberbio, el heredero de la mirada provocadora de Cassius Clay en la década de los sesenta durante los pesajes previos a sus peleas, Correa jugó las veces de ofendido por el ataque regular de los colombianos a “la colmena” de las F.A.R.C. sin perjuicio que Ecuador cedía su territorio a las nómades incursiones narco-terroristas sin hesitarse. Sigue leyendo

De Colombia con rencor

Directora de la Historia paralela-Susana SechiDe Rey de la Selva a pingüino raso, así culmino el 2007 para un ex-presidente que sin pena ni gloria partió de Colombia con rumbo al Calafate donde iniciará el año 2008 junto a una alicaída esposa después de fracasar el acto de ilusionismo montada por su íntimo amigo y Emperador de la Paranoia.Argumentos de ficción pergeñados para reivindicar a los terroristas asesinos de las FARC mostrando su lado humano de luchadores por una patria mejor, con el correr de las horas y ante el desconcierto de los comisionados internacionales, esos personajes con raíces en los mismos delirios ideológicos, se fueron esfumando las posibilidades de un final feliz como venía pregonando Hugo Chávez y todos enfrentaron la dura realidad de un bochornoso fracaso.

El conjunto de impresentables, a pesar de la buena voluntad del gobierno colombiano, generaron falsas expectativas con el fin de manipular a la opinión pública desde una falta total de raciocinio y poco ilustrada concentración poniendo en ejecución maquiavélicos estrategias para no perder protagonismo, cada quien llegaba a la desmesura para exaltar su propio ego y destacarse internacionalmente como promotor de la paz, justamente desde una posición que desnuda los bajos instintos de usurpadores de democracias en la región que no pueden soportar a un gobierno colombiano que actúa desde la verdad. Sigue leyendo

Uribe:Chávez es el “sucesor de Fidel Castro”

Alvaro UribeEl presidente de Colombia, Álvaro Uribe, afirmó hoy que el mandatario de Venezuela, Hugo Chávez, es el sucesor del líder cubano Fidel Castro, y acusó a un político de Estados Unidos de presionar para que la guerrilla de las FARC exija una zona desmilitarizada para liberar a los secuestrados.

Uribe reiteró en declaraciones a Caracol Radio las afirmaciones que había hecho el pasado domingo, de que políticos dentro y fuera del país están aconsejando a las FARC para que no acepten la “zona de encuentro” que el Gobierno ofreció el pasado 9 de diciembre para gestionar un acuerdo humanitario de liberación de los secuestrados.

Recordó que en noviembre pasado canceló la mediación que tres meses antes le había pedido al presidente de Venezuela y a la senadora opositora colombiana Piedad Córdoba para que buscaran el acuerdo humanitario, por considerar que estaban más del lado del grupo rebelde. Sigue leyendo

Cristina Kirchner y las FARC

Directora de la Historia Paralela Susana SechiColombia sufrió la invasión de las FARC en 1964, un desprendimiento de la Revolución Cubana que se instaló en la selva colombiana para echar raíces en un territorio propicio cuyo espeso follaje apenas permite traslucir un collage de cielo.Fueron años terribles, mientras la guerrilla fue tomando vuelo transitar por las rutas de ese país resultaba una aventura para su pueblo. El secuestro extorsivo como modo de supervivencia fue el método elegido por la guerrilla para obtener recursos, a lo que se sumó el secuestro forzoso de personas con fines políticos, sembrando el terror en la carrera para instaurar el castro comunismo como lo hiciera la Revolución Cubana en la Isla.

Distintos países de América sufrieron esta migración de ideologías marxistoides que permitieron el posterior adoctrinamiento y entrenamiento militar para instalar la guerra de guerrillas por parte de aquellos a quienes se les vendió una utopía de futuros paraísos. Sigue leyendo