Inseguridad : Marcela Morelo, Le pidió Darío Díaz Pérez que “haga algo” y fue amenazada

Se presentaba ante una multitud en el contexto de la Fiesta Popular de 2012, un evento organizado por el municipio de Lanús para despedir el año con diferentes artistas. Llegaba con algo de bronca. Esa misma tarde le habían robado un instrumento a un integrante de la banda. Por eso, Marcela Morelo decidió hablar sobre la inseguridad. Cuando terminó, fue amenazada por los funcionarios que habían visto el show.

Marcela-Morelo-31-12-12

La artista, nacida en Lanús, anunció que se sumaría a las marchas por la inseguridad que suelen realizarse los viernes y le reclamó al intendente kirchnerista, Darío Díaz Pérez, que “haga algo”. El discurso produjo una inmediata adhesión del público con silbidos y abucheos a los funcionarios y pedidos de “seguridad”. Sigue leyendo

Anuncios

La Plata : Roban clínica y simulan fusilamientos

Un solo ladrón tuvo en vilo a todos los presentes en el Sanatorio

DelincuenciaUn solitario delincuente entró al Instituto del Diagnóstico de La Plata, de donde huyó con un botín de 70.000 pesos,  apenas unos minutos después.

El ladrón, que llegó hasta el lugar en una moto Gilera Smash negra, entró al sanatorio y se dirigió directamente a la Tesorería, donde redujo a cinco personas: dos contadores, un médico del sanatorio y dos empleadas administrativas.

Tras el susto y la tensión, un empleado del centro de salud dijo: “Fue terrible, a una contadora y a la secretaria les gatillaron en varias oportunidades pero por suerte el disparo no salió”.

Por su parte, Raúl Tassi, gerente general del centro de salud, reveló en diálogo con El Día que “el delincuente se puso muy nervioso cuando encontró tanta gente adentro de la tesorería”. Sigue leyendo

Buenos Aires: Remarcan precios por inseguridad

Desabastecimiento SupermercadosEl problema de la inseguridad no sólo se encuentra omnipresente en la vida de los argentinos, sino que también tiene su impacto en los bolsillos, ya que existen artículos de primera necesidad que llegan a costar hasta un 30 por ciento más caros en algunos barrios del Gran Buenos Aires, como consecuencia de la sucesión de hechos delictivos.

Sucede que los transportistas de mercadería se niegan a ingresar a lugares que son conocidos por su alto índice de delitos, y por ese motivo, los productos se encarecen notoriamente. Por caso, en barrios de la zona sur del partido de Lomas de Zamora, el litro de leche cuesta entre un 10 y un 15 por ciento más caro que en el centro de esa populosa ciudad, de acuerdo con una denuncia formulada por la Asociación de Defensa de los Derechos de Usuarios y Consumidores (ADDUCC).

“La razón es que los almaceneros y comerciantes no reciben la leche porque los repartidores de las empresas se niegan a entrar en algunos barrios, temerosos por los robos que pueden sufrir”, sostuvo el titular de ADDUC, Osvaldo Bassano. Ante esta situación, los almaceneros se ven obligados a comprar en los supermercados mayoristas, lo cual les resulta más caro. Y ese mayor costo lo trasladan a los precios. Sigue leyendo

Argentina tiene dos caras

Laura EtcharrenLa tragedia Argentina, el matrimonio, el lamento puntano y la inseguridad parcializada.

Los conflictos por los que atraviesa la Nación Argentina parecen no tener fin. La necesidad de confrontar y dirimir cuestiones personales en el campo político revela la precariedad argumentativa que existe al momento de hacer referencia a los problemas que nos azotan.

Tanto es así, que nuestra sociedad atraviesa por un estado excepcional signado por la barbarie. Un estado de situación en el cual, la inseguridad, es la primera vedette y la violencia, la segunda.

Ambas se complementan hasta conformar una relación dialéctica como consecuencia de la anomia. Aquella que crea un espacio propicio para la proliferación del crimen organizado en los distintos puntos del país. Crimen organizado entremezclado con escuadrones de la muerte, sicarios, narcoterroristas, pandillas y embriones de maras. Sigue leyendo

Un país a la deriva

Roberto CachanoskyMientras los problemas siguen estallando por doquier, el matrimonio presidencial se dedica a otros temas que, pareciera, ellos consideran más urgentes.

Pareciera ser que el gobierno nacional no tiene temas urgentes que resolver como la inflación, la crisis energética, la caída del ingreso real, el creciente desabastecimiento, la inseguridad y mil problemas estructurales más, dado que dedica su tiempo a debatir si los hijos llevarán en primer lugar el nombre de la madre o si se elimina el obispado castrense. Francamente, esta situación me desconcierta, porque o no tienen noción de lo que está ocurriendo en la economía o, teniendo noción, da por sentado que no puede resolver los problemas y por lo tanto se dedica a pasar el tiempo discutiendo cuestiones menores intentando distraer la atención de la gente de la dura lucha cotidiana por sobrevivir a la estampida inflacionaria que ha generado o a sobrevivir en serio de la permanente agresión de la delincuencia.

Por otro lado, la esporádicas apariciones de Cristina Fernández de Kirchner son para formular algunas inconsistencias o superficialidades, mientras su marido, quien parece manejar los verdaderos hilos del poder, se entretiene armando la interna del justicialismo. Hoy cualquiera puede advertir que Argentina es un país a la deriva. Sin rumbo ni nadie que realmente se haga cargo de resolver los problemas que preocupan a la gente. Sigue leyendo

Acorralados

DelincuenciaLos ciudadanos de la Provincia de Buenos Aires entre la delincuencia, la herencia y el discurso evangélico.

Las expectativas que los habitantes de la Provincia de Buenos Aires tenían al momento de darle la derecha a Daniel Scioli parecen diluirse ante la nueva incapacidad en la gobernación del extenso territorio. El cual se encuentra sometido a una tendencia sostenida de ineptitud gubernamental.
Desde Solá a Scioli, la crisis en materia de seguridad alcanza niveles insospechados de incoherencia, negación, ignorancia voluntaria y desconocimiento.

Una esfera de la vida que ha colapsado a nivel nacional pero que se encuentra absolutamente comprometida en la Provincia, evidenciando un estado de situación signado por la barbarie así como por el hastío de sus habitantes que observan una mayor profundización del conflicto.
Con lo cual, se pone de manifiesto, una vez más, que las promesas de las autoridades a cargo son promesas de la nada. Ficticias expresiones de deseo y retóricas que apelan a conformar a los individuos que se manifestaron y manifiestan contra la inseguridad que los envuelve.
Sigue leyendo