Piqueteros K protestan frente a supermercados por los precios

Reclamarán contra los aumentos y pedirán alimentos; el Gobierno toma distancia de la movilización

Tal como ocurrió en otros momentos de la era kirchnerista, piqueteros oficialistas llevarán lineamientos de la Casa Rosada a las calles. Encabezarán una ofensiva contra shoppings y supermercados para reclamar que frenen lo que llaman “la remarcación de la canasta básica”.

Alrededor de 3000 piqueteros de Barrios de Pie, la organización que conducen los funcionarios nacionales Jorge Ceballos y Humberto Tumini, se movilizarán al shopping Abasto, en la capital federal, y a 11 sucursales de grandes supermercados en La Plata, Avellaneda, Tigre, Lomas de Zamora, Moreno, José C. Paz, San Martín, San Fernando y Escobar.

Además de exigir que bajen los precios, pedirán alimentos para los comedores y merenderos que manejan, como suele hacer Raúl Castells.

Alineados con el discurso de la presidenta Cristina Kirchner y de la CGT, los piqueteros aseguran que los supermercadistas son “formadores de precios” y los acusan de haber provocado las últimas subas de precios para mantener los márgenes de ganancia. Sigue leyendo

Cristina Kirchner Plaza de Mayo 01/04/08

País del revés

Los piqueteros argentinos apoyan las FARC

piqueterosAl contrario de lo que sucede en las grandes capitales del mundo, el Movimiento Teresa Rodríguez y el Bloque Nacional Piquetero marchó desde el Obelisco hacia la Embajada de Colombia para respaldar el accionar de la guerrilla colombiana.

En reclamo de un reconocimiento político para las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN), cientos de piqueteros se movilizaron por las calles del microcentro porteño.

La marcha, que comenzó este mediodía, cortó parcialmente la avenida 9 de Julio ocasionando serios trastornos en el tránsito y ahora se instaló frente a la embajada de Colombia, sobre la calle Carlos Pellegrini al 1300, entre Juncal y Arroyo. En el camino hacia la sede diplomática arrojaron pinturas a la Cámara de Comercio norteamericana, situada en las inmediaciones. Sigue leyendo

Visas para los amigos en Gualeguaychú

Jose Benegas Bajo el permiso anárquico de un gobierno dedicado a sus negocios, los piqueteros ambientales de Gualeguaychú se convirtieron en el estado alternativo y ya se comportan como el poder formal. Un conjunto de patoteros que se apoderan de las libertades generales a la vez que otorgan permisos particulares. Nada a lo que no estemos acostumbrados de parte de nuestros gobiernos.

El escándalo de las “visas” emitidas por el club del piquete de Gualeguaychú también podría ser visto de otra manera. Los más insensatos como el señor Pouler (aquel que me dijo alguna vez que estaba vendido al “poder económico”, de lo que estaría encantado si fuera cierto) son capaces de comprender a personas cercanas con problemas cercanos, mientras sus arbitrariedades las dirigen a personas indeterminadas que no conocen y con las que no tienen contacto. Sigue leyendo

Los Kirchner: marginalidad oficial

Carlos Marcelo ShafersteinSumario: Una contribución a la exégesis de las manifestaciones presidenciales sobre el «cambio con inclusión», anunciado por la Dra Cristina Fernández al asumir la Primera Magistratura de la República Argentina. Análisis pormenorizado de un fenómeno social novedoso que se verifica desde el golpe de estado civil del 2001 hasta la fecha.

Piqueteros, cartoneros, cuidacoches y limpiavidrios

La administración Kirchner porfía en una táctica harto peligrosa con la cúpula de los llamados «piqueteros», engordándolos en la onerosa burocracia. Hay quienes dicen que es un costo demasiado alto mantener a esa guardia pretoriana de excluidos, asesinos y delincuentes. Políticas parecidas se han ensayado con pésimo resultado en otras tiranías, y en diferentes tiempos. Sigue leyendo

Los demonios de la Bonafini

Jorge Omar Alonso Sinceramente es digna de lástima. No debe tener paz interior corroída su alma por la excrecencia de sus odios, que de tanto en tanto salen expulsados como demonios de su boca.Su frustración existencial es la manifestación de un hecho patógeno que le impide enterrar su iracundia.

En una de las tantas manifestaciones que promueve ha insultado soezmente como ya es su costumbre, a un mandatario de una república latinoamericana y lo ha hecho para colmo desde el lugar emblemático en donde se ha desarrollado toda la historia política de nuestro País.

No se le puede pedir reflexión a quién siempre exhibe un grado tal de imprudencia verbal, propio de quienes ya han perdido todos los valores de la convivencia social y son incapaces de proyectar a futuro.

De todos modos el daño que causa esta mujer sería inocuo y todo quedaría reducido a su vesania si no fuera que se trata de una aliada del gobierno kirchnerista, presencia infaltable en todos los actos políticos oficialistas cual “líder espiritual” y como madre putativa del ex presidente. Siempre abrazada a la pareja gubernamental y demás acólitos de la subversión setentista residual. Sigue leyendo

Los ejércitos “K”

Luis delia“Somos populistas” – dijo en varias oportunidades Néstor Kirchner. Curiosamente para el fundador de dinastía ese calificativo no representaba un demérito, bueno debemos pensar que suena más simpático que marxista, término que generalmente provoca escozor entre quienes lo escuchan. Los populistas han florecido en la región y todos mas o menos por igual manejan estrategias comunes, basadas mientras les duren los recursos, en repartir no muy generosas dádivas para cosechar adherencias, responsabilizando de todos sus fracasos al tan odiado Imperio y sus secuaces, la Unión Europea, Japón y hasta Finlandia.

Pero llega el momento que los desastres que provocan llevan a su país a una situación terminal y no hay subsidio que alcance, las bondades que presenta la prensa aceitada con la publicidad oficial no se las cree nadie, hasta los idiotas útiles seguidores de la primera hora se muestran molestos, aparecen los cacerolazos, las protestas se generalizan y la situación se torna incontrolable, entonces como ha ocurrido en todo régimen que se precie de totalitario hay que recurrir al uso de la fuerza. Sigue leyendo