Kirchner comete errores todos los dias

Hilda "Chiche" Duhalde

Hilda "Chiche" Duhalde

Hilda “Chiche” Duhalde, una de las senadoras que participó en el debate por las retenciones móviles en la Cámara alta, aseguró que se “emocionó por la sencillez” del vicepresidente Julio Cobos, quien votó en contra del proyecto, pero dijo que está “preocupada por cómo sigue la historia”.

“Más que sacar conclusiones, me preocupa cómo continúa la historia. Hay que ver los actores cómo van a continuar esta película. De lo que ellos decidan depende nuestras posibilidades de éxito”, dijo en diálogo con Radio 10.

En cuanto a las consecuencias que tendrá la decisión de Cobos en la Concertación Plural, entre peronistas y radicales aliados al kirchnerismo, consideró que “por las características del Gobierno, seguramente le va a producir un ruido”. Sigue leyendo

La frase del momento

Hilda Chiche Duhalde

“No quisiera escucharlo más” a Kirchner

Hilda ” Chiche ” Duhalde

Duhalde: “Estúpidos”

Eduardo DuhaldeEn una de las charlas que el ex gobernador de Buenos Aires viene realizando semanalmente, en la sede de Hipólito Yrigoyen al 1600, de su Movimiento Productivo Argentino, Eduardo Duhalde confrontó-ayer directamente con la conducción del PJ al tildar, a aquéllos que sostienen que la postura del campo es golpista, de “estúpidos”.

De esta forma y poco tiempo antes de que el gobernador del Chaco y vicepresidente del PJ, Jorge Capitanich, leyera un comunicado en la sede central del peronismo criticando fuertemente a los dirigentes del agro, el ex presidente interino señaló “que está cansado de venir a la Capital Federal y ver carteles pegados que anuncian un golpe de Estado”.

Optimista como es su estilo, dijo que “se está a las puertas de una solución”.

Sin embargo, lejos de sus predicciones, luego del fuertísimo comunicado del kirchnerismo y la decisión del campo de volver al paro, la resolución del conflicto parece aún muy alejada. Sigue leyendo

Capacidad de asombro perdida

Fracisco ViottiSo pena de ser reiterativo, una vez más se confirma lo que vengo sosteniendo desde hace mucho tiempo: “Los más peligroso que nos puede ocurrir a los habitantes (sobrevivientes) de la ex Nación Argentina, es que hemos perdido la capacidad de asombro”. Lo ocurrido con la desfachatez de Lavagna, si bien era cantado que algo así sucedería, ya que quienes me conocen saben de mi forma de pensar respecto a ese pacto entre el maquiavélico Dr. K y no menos cara de piedra Lavagna. Pero lo concreto es que se cumplió con lo pactado y este sr. se “robó” tres millones doscientos mil votos. Lo suficiente como para estar seguros, que fraude electoral aparte, su majestad Lady K, no iría a segunda vuelta.

Pero lo que nunca imaginé, es que saliera Duhalde a decir que él era feliz por la alianza de Kirchner con Lavagna y que además éste último , había dado muestras de patriotismo. Si esto es patriotismo, seguramente estamos en dos dimensiones distintas y la realidad es que la amplia mayoría de los ex habitantes de lo que alguna vez fue la Nación Argentina, estamos posados en los palos de abajo del gran gallinero nacional y estos atorrantes ni siquiera miran para abajo. Sólo nos defecan y cada vez más, total no reaccionamos y si lo hacemos somos unos pocos (al menos por ahora) y el resto, hasta miran desde abajo y con la boca abierta. Sigue leyendo

Patético comportamiento político

Roberto CachanoskyEl acuerdo entre el ex presidente de la Nación y su ex ministro de Economía deja nuevamente al desnudo el hecho de que a la dirigencia argentina no la impulsan las ideas, sino el mero interés personal de acumular poder para cuidar su medio de vida.

La nueva alianza entre Néstor Kirchner y Roberto Lavagna no debería sorprender en absoluto. Y no debería sorprender por dos razones: a) en lo ideológico no existen diferencias sustanciales, por más que Lavagna haya atacado duramente a los Kirchner durante la campaña electoral. Son cosas que se dicen en las campañas para diferenciarse de los otros competidores pero sin una profunda convicción y b) porque a esta altura del partido es más que evidente que buena parte de la dirigencia política, no todos, han tomado esta actividad como una profesión. Como un negocio personal.

¿Por qué sorprenderse de esta nueva alianza si, finalmente, Lavagna fue funcionario del gobierno de Alfonsín, del cual se fue cuando vio que el famoso festival de bonos iba a estallar mal y luego estuvo con Duhalde, primero aliado y luego acérrimo adversario de Kirchner, para nuevamente irse del gobierno de este último cuando advirtió que la inflación se desbordaba? Si alguna habilidad política debe reconocérsele al ex ministro de economía es su capacidad para anticiparse al hundimiento del barco y saltar antes que el resto de los pasajeros. Sigue leyendo

Un nuevo “Pacto de Olivos”

Susana SechiEn los intrincados vericuetos del poder la inercia induce al desprestigio de una Presidente alejada cada vez mas de la realidad, quien desde los desvaríos de su discurso se ha convertido en comidilla de los pensantes y pesadilla para los menos leídos.

A la pobreza de asistentes a las últimas presentaciones de la Señora Kirchner se sumó la ausencia de esos ministros que siempre acompañaron los actos de su marido. Estos días en estrados de la Provincia de Buenos Aires, Necochea y Máximo Paz, contó con la presencia del Gobernador Scioli, algún funcionario de la cuarta línea y el intendente del lugar, dejando en evidencia a una Jefe de Estado incapaz de aglutinar ni siquiera a su propio gabinete. Todo parece concentrarse en torno de ese Primer Caballero que atiende en Olivos y en una minimalista oficina de Puerto Madero, un lugar siempre criticado por el discurso progresista.

El centro de reunión elegido para el diálogo con el ex-ministro de economía resultó ser el mas resguardado por el matrimonio Kirchner, la residencia presidencial que como en los años 90 fue testigo mudo de otro Pacto de Olivos. Sigue leyendo

¿Próxima crisis presidencial?

Helicoptero De La RuaHace unos meses se comentó que el ex presidente Duhalde vaticinaba que la candidata presidencial Cristina se caería para abril del 2008. Su percepción política debe atenderse, porque en el 2001, con el ex presidente Alfonsín decidieron la caída de De la Rua, produciendo la consiguiente catástrofe nacional. Si De la Rua hubiera durado hasta fin del 2002, habría terminado su mandado haciendo la plancha gloriosamente.

La Presidenta electa prometió cambios. El mantenimiento de ministros fuertemente cuestionados, y las últimas resoluciones del presidente saliente aseguran el mismo rumbo, lo que llevará al estancamiento del país y de su población tan pronto como cambien las excepcionalmente favorables condiciones de los mercados internacionales. El ataque a instituciones que cumplieron órdenes de gobiernos constitucionales, solo genera tensiones internas y crisis políticas. Sigue leyendo