Cristina se va para París

Donde la espera un derrotado Sarkozy: Las Farc no liberan a Betancourt

Cristina Kirchner-ParisLa misión médica que envió el presidente francés Nicolás Sarkozy a Colombia busca atender a Ingrid Betancourt pero también su libertad y la de otros secuestrados por las Farc (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), pero se encuentra condenada al fracaso.

Precisamente, según la prensa gubernamental, Cristina de Kirchner tenía previsto tratar el tema de la liberación de Ingrid Betancourt en el encuentro con Nicolás Sarkozy. Sin embargo, se ignora qué puede aportar Cristina de Kirchner, y en especial en el nuevo contexto en el que las Farc quieren canje de prisioneros, no liberación humanitaria unilateral.

La agencia Anncol, cercana a las Farc, calificó de “ingenuo” a Nicolás Sarkozy por todo el procedimiento que él siguió para conseguir, casi en forma unilateral, la libertad de Íngrid Betancourt.

La declaración del vocero guerrillero, ‘Rodrigo Granda’, excarcelado por el gobierno de Álvaro Uribe a pedido de Sarkozy, fue: ”Sólo como consecuencia de un canje de prisioneros saldrán libres quienes están cautivos en nuestros campamentos. No es admisible que nos pidan más gestos de paz, cuando después de tantas muestras fehacientes de nuestra voluntad política por encontrar salidas al conflicto, se nos responde con infamias y maleficencia”, dijo Granda a través de la Agencia Bolivariana de Prensa (ABP), que suele difundir comunicados de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc).
Sigue leyendo

Anuncios

Cristina, the peacemaker

Directora de la Historia Paralela Susana SechiNo fue precisamente un hermoso homenaje para el Día Internacional de la Mujer la intervención de la Presidente durante la Cumbre del Grupo de Río.

En un ambiente caldeado en el que las voces se elevaban hasta la crispación y las injurias llegaban al nivel del insulto personal, el equilibrio de Leonel Fernández, Presidente Protémpore del Grupo Río y Primer Mandatario de la República Dominicana donde se realizaba el cónclave, hizo que manejara con excelencia la situación poniendo paños fríos al acalorado enfrentamiento.

Cuando llegó el tiempo de la intervención de la Presidente argentina, quien declamó “que solamente en la paz, solamente por la paz, se puede lograr irrestrictamente la vigencia de los derechos humanos”, repitiendo la retórica que la materia de los derechos humanos es el pilar fundamental de su gobierno, es la misma que encaramada en los derechos de los terroristas aplicó su criterio, “no nos apartemos del derecho y de la legalidad para combatir a los ilegales, a los ilegales se los combate con mas derechos y legalidad”.

Recriminando al gobierno colombiano, Cristina Kirchner, por lo que consideró una gravísima violación a la soberanía del territorio ecuatoriano, pareció encontrar una explicación fortuita al hecho considerándolo no como algo ocasional en el fragor de una batalla, si no como algo que comenzó a dispararse cuando se lograron concretar los “canjes humanitarios”.

Los argentinos que conocen muy bien las ambigüedades de la Señora, sintieron vergüenza ajena pero no se asombraron. Esas políticas que dice mantener el matrimonio Kirchner desde hace cinco años y referidas a los derechos humanos, son tales como lo expresó la Presidente en su alocución, solo representan a los terroristas.
Sigue leyendo

Cuando las víctimas deben disculparse

Humberto BonanataDurante la Cumbre de Río celebrada en República Dominicana el presidente Álvaro Uribe Vélez sabía que el clima ab-initio le resultaría sumamente hostil. Las republiquetas “progres” de Latinoamérica se sentían ofendidas más que por la incursión persecutoria en suelo ecuatoriano del ejército colombiano, por la muerte del viejo narcotraficante, asesino y secuestrador Raúl Reyes.

Aún así, la prestancia del gobernante colombiano, a todas luces junto con Lula – su ausencia fue más fuerte que su presencia- demostraron quiénes tienen más claro hacia dónde va el mundo civilizado del siglo XXI.

Uribe descolló ante el discurso del embajador del alicaído Chávez en la Cumbre, Rafael “Cassius” Correa.

Inteligente, con un discurso prearmado aunque sumamente soberbio, el heredero de la mirada provocadora de Cassius Clay en la década de los sesenta durante los pesajes previos a sus peleas, Correa jugó las veces de ofendido por el ataque regular de los colombianos a “la colmena” de las F.A.R.C. sin perjuicio que Ecuador cedía su territorio a las nómades incursiones narco-terroristas sin hesitarse. Sigue leyendo

El luto de los terroristas

Directora de la Historia Paralela Susana SechiEsos mismos que se definieron en estos tiempos como promotores de la paz, cayeron en su propia trampa, mostrando al mundo por quien doblan sus campanas.

Mientras las FARC secuestraban, torturaban y masacraban a ciudadanos colombianos como también lo hacían con todos aquellos de diversas nacionalidades que podrían representar beneficios económicos o convertirse en “canjeables” para la narco guerrilla, nadie de los que conducen esos gobiernos “progresistas” que se expandieron por América Latina, tuvo palabras de reproche para esas alienantes conductas macabras, sin embargo hoy se rasgan las vestiduras por las muertes en combate de un grupo de terroristas de las FARC.

Hasta ahora se había tratado de obtener réditos políticos para la guerrilla colombiana por medio de elaboradas farsas que se dieron en llamar “operaciones humanitarias”, en las que se utilizaron a sufridos rehenes como meras mercancías para tomar posiciones ante la comunidad internacional que no veía con buenos ojos esa supuesta lucha de liberación basada en métodos terroristas.

Consejos de estos pseudos demócratas que conforman estados terroristas como Argentina, Venezuela junto a los gobiernos satélites de Bolivia, Ecuador y Nicaragua, han venido impulsando una guerra ideológica mancomunada en la que se sustentaba y reivindicaba al terrorismo sanguinario y criminal de las FARC, presentándolas como una fuerza “humanitaria y beligerante”.

La reacción de Hugo Chávez después del enfrentamiento militar entre las fuerzas armadas de Colombia y los mercenarios narcoterroristas que culminara con un saldo de 17 guerrilleros muertos entre los que se encontraba Raúl Reyes, segundo en importancia en la conducción de las FARC, irritó al dictador venezolano, quien cumpliendo un papel de “viuda” de Reyes acometió contra el presidente Alvaro Uribe, acusándolo de asesinar a los guerrilleros con los que el ejército colombiano desde hace cinco años mantiene una constante lucha armada. Sigue leyendo

Cristina, Chávez y el canje “humanitario”

Directora de la Historia Paralela Susana SechiEl anuncio de una nueva entrega de rehenes por parte de las FARC despertó en la comunidad internacional sentimientos de júbilo ante la liberación de cuatro de las cientos de víctimas secuestradas por los terroristas. La noticia se había anticipado por los medios de comunicación creando expectativas desde hace varias semanas a la espera de su concreción, todo dentro de un misterioso plan orquestado por gobierno venezolano.

Cumplida la entrega se produjo un diálogo entre un guerrillero de las FARC y el Ministro del Interior venezolano Rodríguez Chacín quien se encontraba a cargo del operativo “Rescate”, el que no dejó duda alguna sobre la íntima relación entre los narcoterroristas y el gobierno de Hugo Chávez, lo que casi era vox populi quedó blanqueado ante las cámaras de TV.

Las palabras del representante de la guerrilla colombiana dejaron expresamente aclarado que esta entrega de rehenes solo respondía al agradecimiento por la ayuda incondicional proporcionada por Chávez, luego llegó la hora de la verdad, nuevamente las exigencias condicionaron futuras entregas de secuestrados, solicitando una zona desmilitarizada que debería conceder el gobierno colombiano para que las negociaciones fueran posibles.

Por medio de un trato especial, el ministro venezolano se dirigió al guerrillero con el apelativo de “camarada”, mostrándose complacido y tomando como una distinción aceptar como únicos mediadores al Tirano Venezolano y a la Senadora Pidad Córdoba, la versión colombiana de Hebe de Bonafini, ambos ligados a los cuadros guerrilleros y defensores fanáticos de la revindicación de esos criminales. Sigue leyendo

Un lugar en el mundo

Cristina Kirchner-Angela MerkelLíderes internacionales de gira por diferentes países de la región evitan en forma llamativa a la Argentina, el caso de Angela Merkel ha sido el mas reciente y significativo, su periplo por América Latina anunciado para el mes de mayo la llevará a Brasil, México, Colombia y Perú, pareciera ser que la condición de género no es algo determinante como para su colega argentina.Llevar nuevamente nuestro país al mundo fue uno de los ejes de la campaña electoral de Cristina Kirchner, sin embargo nunca Argentina se encontró tan aislada, ni siquiera en las épocas de la dictadura militar, el sueño de la Presidente de codearse con la dirigencia internacional, fundamentalmente la de aquellos países que constituyen el Primer Mundo, se diluyó desde el primer día que asumió sus funciones.

La Señora debió conformarse con recibir a indeseables como el dictador de Guinea Ecuatorial o un candidato a la Presidencia de Paraguay acusado de narcotraficante y anterior prófugo de la Justicia argentina, en este último caso en canje con EEUU para que se diera placet a un impresentable, Héctor Timerman como embajador en ese país.

Una errática política exterior inaugurada por su marido en el 2003, el apoyo directo o encubierto a organizaciones terroristas como las FARC, ETA o Hizbollah, tener como Canciller a Jorge Taina que por su currículum de delitos de lesa humanidad cumpliría cadena perpetua en cualquier país civilizado, tiene sus consecuencias por lo que la Presidente deberá resignarse a mantener contactos con algunos colegas de la región solo interesados en esos extraños negocios surgidos en la era Kirchner. Sigue leyendo

País del revés

Los piqueteros argentinos apoyan las FARC

piqueterosAl contrario de lo que sucede en las grandes capitales del mundo, el Movimiento Teresa Rodríguez y el Bloque Nacional Piquetero marchó desde el Obelisco hacia la Embajada de Colombia para respaldar el accionar de la guerrilla colombiana.

En reclamo de un reconocimiento político para las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN), cientos de piqueteros se movilizaron por las calles del microcentro porteño.

La marcha, que comenzó este mediodía, cortó parcialmente la avenida 9 de Julio ocasionando serios trastornos en el tránsito y ahora se instaló frente a la embajada de Colombia, sobre la calle Carlos Pellegrini al 1300, entre Juncal y Arroyo. En el camino hacia la sede diplomática arrojaron pinturas a la Cámara de Comercio norteamericana, situada en las inmediaciones. Sigue leyendo