Ar-News Buenos Aires

Diario – Noticias – Digitales

Oíd mortales el grito sagrado; libertad, libertad, libertad.

Posted by Ramiro Duran en junio 17, 2008

Luz Garcia HamiltonEran las 8 en punto de la noche cuando de pronto las casas apagaron las luces y el sonar ensordecedor de las bocinas estalló a lo largo y a lo ancho del país al grito de Argentina en una marcha pacífica, espontánea y multitudinaria que ocupó todos los rincones del país. La protesta fue mucho más allá de las retenciones del campo, familias enteras desbordaron las calles reclamando democracia y libertad cansados del autoritarismo y la sordera con los que se pretende ¿gobernar? el país. El papelón de Kirchner. El bochorno de D’Elía.

Bastó que alguien desde la ciudad de Rosario enviara un mensaje de texto con la idea para que los celulares del país se hicieran eco convocando rápidamente a un apagón en protesta al Gobierno y su intolerancia. Fue en cuestión de horas que los argentinos decidieron sin dudar, salir a las calles masivamente a pesar de que por éstos días la nafta y el gasoil se cuidan celosamente y que durante horas, en un clima pacífico y sin agravios, reclamaron que se respeten la voluntad y los derechos de un pueblo, que se escuchen los reclamos de la gente, que se restablezca la democracia y por sobre todo que se deponga esa actitud mezcla de cobardía y soberbia y se invite urgente a dialogar.

Fue una protesta teñida de celeste y blanco, madura, ensordecedora, fiel reflejo del reclamo para que haya paz. Con respeto lo digo, una manifestación que estremeció y hasta llenó de orgullo porque es lindo ver que el pueblo reacciona y pide adultez para gobernar.

Un fin de semana caliente

Pese al fin de semana largo originado por ese absurdo cambio de la fecha Patria, los argentinos no tuvieron ánimos de pasear. La falta de combustible que impacienta y aflige a todos, el desabastecimiento, la inflación descontrolada y la impotencia originada por la falta de capacidad de los gobernantes para llamar a la reconciliación urgente del país fueron factores claves para que la gente elija quedarse en sus casas pegada al televisor para ver si en algún momento, una reacción madura y positiva llevaban a la PresidentA y a su nefasto cónyuge a cambiar de opinión haciendo un oportuno llamado al diálogo que permitiera descomprimir urgente la tensión social y pacificar al país.

Se ve que somos inocentes todavía los argentinos que esperábamos semejante regalo del día del Padre como quien espera ilusionado a los Reyes Magos. Lejos de eso a medio día del sábado, la imagen violenta de ver que gendarmes arrastraban a De Angeli para sacarlo de la ruta exasperó a millones de personas que no quieren saber nada de violencia, ni de autoritarismo ni de políticas dictatoriales como las que practican quienes equivocadamente creen ser los reyes de los derechos humanos.

Equivocadísima estrategia de quien mandó reprimir en la ruta y detener a quienes de manera tranquila defendían sus fuentes de trabajo, esas siembras y cosechas que tanto esfuerzo costaron aunque la PresidentA haya cometido el error enorme de decir que los agricultores no tienen riesgo alguno y que dan trabajo a miles de argentinos. Y peor aún la equivocación de “llevarse” a empujones al chacarero De Angeli que se ha ganado la simpatía y admiración de millones de personas hablando con humildad y simpleza pero con esa sabiduría que tiene la gente buena del campo.

El viernes, la señora Mirta Legrand había anunciado que por el feriado del lunes el programa sería grabado. Sin embargo con la sabiduría que le dan los años, tras los tristes hechos del sábado cambió de planes y rápidamente organizó un almuerzo que acaparó la audiencia haciendo subir el raiting a 12 puntos y consiguiendo tal éxito que América tuvo que repetirlo anoche. Mirta sentó en su mesa a los dirigentes del campo y a Lilita Carrió, quedando vacía la silla de Alberto Fernández que no quiso dar la cara aparentemente. También había un periodista que tuvo un papel deslucido opacado por la brillante conducción de Mirta Legrand que se dio el gusto de preguntar y decir todo aquello que los argentinos querían escuchar.

Al salir del programa de Mirta, un grupo de inadaptados esperaba a los invitados y agredió vergonzosamente a Luciano Miguens, el Presidente de la Sociedad Rural Argentina, dejando en evidencia que la violencia es el modus operandi de los intolerantes que buscan amedrentar a todo aquel que no acate obedientemente las órdenes del matrimonio K ó que “no se ponga de rodillas” como anhelaron por ahí de manera brutal en un país que dice haber logrado la democracia.

Néstor Kirchner, qué vergüenza!!!

El colmo del fin de semana fue ver nada menos que a Néstor Kirchner el cuasi presidente de la Nación convocando a la plaza a defender a su señora PresidentA. Realmente la capacidad de asombro no tiene límites pero la de hacer papelones parece que tampoco.

A decir verdad, si bien Néstor Kirchner puede no gustar nada, hay que reconocer que durante los cuatro años que gobernó y a pesar de su equivocadísima concepción de los Derechos Humanos, al menos condujo la Nación en forma pacífica, tanto que le valió el reconocimiento de millones de personas que avalaron su gestión y le dieron su voto a Kristina y que ahora seguramente están llorando de rabia.

¿Cómo es posible que el ex Presidente y titular del PJ salga a la plaza desafiante en un momento de máxima tensión entre los argentinos?, ¿cómo puede mostrarse junto a nefastos personajes haciendo más grande la brecha entre el gobierno y el pueblo?, ¿es que la PresidentA se ha quedado ciega ó es también una de sus víctimas y está atemorizada?, que Néstor Kirchner haya salido a manifestar convocando a los obsecuentes funcionarios a acompañarlo es inadmisible y lamentable desde todo punto de vista.

Y como si todo esto fuera poco, el detestable D’ Elía

Parecería que tantos agravios y actitudes sordas no alcanzan y espeluzna realmente que lejos de buscar un interlocutor que logre apaciguar los ánimos manden al piquetero Luis D’Elía con su discurso resentido y cargado de violencia a hacer declaraciones tan graves como que hay que reventar la plaza.

Realmente los presidentes – porque somos tan particulares los argentinos que hasta tenemos dos presidentes – deberían escuchar a la gente mucho más allá del conflicto con el campo y elegir cuidadosamente sus funcionarios y asesores. No puede Luis D ’Elía ser la cara visible del poder incitando a la violencia, dividiendo a la sociedad hablando de ricos y pobres y pretendiendo amedrentar a todos aquellos que opinen diferente y no podemos tampoco los periodistas darle el micrófono a éste ¿señor? para que diga barbaridades con la tranquilidad que lo hace porque entonces creo – y lo digo humildemente – que estamos ayudando a mandar mensajes poco apropiados a la sociedad que se encuentra en un punto de máxima ebullición.

Una multitud salió a exigir diálogo

La crisis que azota al país generada por un inoportuno decreto que pretende arrebatarles a los agricultores un altísimo porcentaje de sus ganancias ó vulgarmente “meterles la mano en los bolsillos” para sacarles lo que con el sudor de su frente ganaron hoy va mucho más allá y ya son millones de personas en todo el país las que manifiestan su descontento y preocupación a pesar de no tener campos. La gravedad de la situación se sintió en el país y fue patético ver rutas y hoteles vacíos mientras Argentina perdía otra oportunidad de generar ingresos por el turismo en fin de semana largo.

Anoche la manifestación fue espontánea, nadie pagó ómnibus ni repartió indignas viandas para que aplaudieran sin el menor entusiasmo. La gente colmó las calles y plazas en cada una de las provincias y ciudades del país para pedirles a los gobernantes que depongan su actitud y que dialoguen antes de que estalle un conflicto social que no se pueda frenar. No hubo un solo hecho de violencia ni se escucharon agravios de ningún tipo, mal que le pese al Gobierno toda esta gente, “la oligarquía según el nefasto personaje D’Elía”, sólo pide diálogo y tolerancia. Los argentinos claman por la libertad, esa libertad que les corresponde y que les es negada.

¿Cómo hacer para que la PresidentA se de cuenta de que estamos al borde del abismo y que pueden haber enfrentamientos lamentables si no se sienta a dialogar urgente? Acá no se trata de vencedores ni vencidos sino de gobernar a toda una Nación que depende, nos guste ó no nos guste, de sus decisiones, de sus actitudes y hasta de su grandeza.

¿Cómo lograr que ella entienda que los argentinos queremos que ella termine en paz sus cuatro años de mandato y que a todos nos vaya bien?.

¿Cómo explicarle que queremos ayudar al sistema democrático y al país?

Esta tarde a las 16.30 el Vicepresidente de la República Julio Cobos se reunirá con Senadores en labor parlamentaria. Cobos sorprendió al país con una carta dada a conocer el domingo en la que pedía que sea el Congreso de la Nación quien resuelva este problema. Los Senadores de la oposición están muy preocupados por la situación del país y por los rumores que crecen en torno al atropello con el que desde el Gobierno pretenden adueñarse de la situación.

Hasta acá el radical K Cobos ha mostrado mansedumbre y obsecuencia. Sin embargo hay que darle el beneficio de la duda para ver si es realmente capaz de asumir el rol que constitucionalmente le corresponde y se hace cargo del problema y hay que ver también la reacción del Gobierno que hasta acá no ha dejado macana por hacer en este conflicto creciente que va a cumplir cien días.

Lo hemos dicho desde “Periodismo de Verdad” y lo vamos a repetir hasta el cansancio. No somos golpistas, ni el periodismo independiente que tanto les molesta ni los ciudadanos que pacíficamente salieron a las calles con sus bocinas y cacerolas durante horas, quieren de ningún modo un golpe de ningún tipo. Todo lo contrario, amamos la democracia y rogamos cada día para que al país le vaya bien. Pero para eso hay que deponer actitudes soberbias, hay que escuchar los reclamos legítimos de la gente y sentarse de manera urgente a dialogar.La solución está ahí, sólo depende de la señora PresidentA. Voluntad de la sociedad hay, es más, la estamos esperando…ojala no llegue demasiado tarde. No vaya a ser que lo que Bernardo Neustadt con su brillantez adelantó angustiado en una carta se cumpla. Quiera Dios que no….los argentinos clamamos que haya paz.

Sean eternos los laureles
Que supimos conseguir
Coronados de gloria vivamos
o juremos con gloria morir

Autor : Luz García Hamilton

Fuente:www.periodismodeverdad.com.ar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: