“En pelotas como nuestros hermanos los indios”

Directora de la Historia Paralela Susana SechiLos argentinos hemos sido avasallados durante ese larga campaña oficial de quien hoy detenta la Presidencia de la Nación Cristina Kirchner, por medio de la remanida frase “El cambio recién empieza” y podido comprobar a 72 días de su asunción que el cambio nunca comenzó, solo se profundizaron las malas políticas del gobierno anterior y se agudizaron las mentiras.

Por medio de una perorata de atril que supera a las de su antecesor, la Señora Kirchner se expresa con series de índices, promedios y porcentajes que reflejan todo lo que a su gobierno le conviene dentro de un extraño y engañoso boceto de crecimiento económico, y una trastocada numerología como muestra de baja desocupación, mejoras estructurales de salarios y jubilaciones, como también una desfasada lectura del real proceso inflacionario. Un salvavidas para rescatar a la Señora de las aguas de un mar revuelto en que se ha convertido su gestión.

Unos son los precios que se dibujan en la Casa Rosada y otros los que muestran día a día las góndolas de los supermercados, donde los artículos de primera necesidad aumentan incluso sobrepasando valores internacionales, mientras los salarios han iniciado un descenso productos de esos pobres aumentos que no alcanzan a cubrir el desfasaje inflacionario.

Hugo Moyano actuó como una pieza clave de los Kirchner en un acuerdo pactado que determinó un tope para los aumentos salariales para el año en curso de un 19.5 %, impuesto por el encubierto Ministro de Economía Néstor Kirchner para llevar tranquilidad a la administración que comparte con su esposa, marcando de esa forma las pautas para las próximas paritarias que tendrán como techo lo dispuesto en el pacto Kirchner-Moyano.

Sin debates, solamente por obra y gracia del matrimonio gobernante se dispuso que los sindicalistas tomen como rehenes a sus propios agremiados, mientras estos caza fortunas cierran sus alianzas con el régimen oficial.

La vida y el futuro de los argentinos hoy se encuentran encerrados dentro de cuatro paredes de una oficina en Puerto Madero, mientras se pone en escena a un lamentable Ministro de Economía que declama las mentiras dictadas por el Primer Caballero y ejecutadas por Guillermo Moreno, solamente un figurón para la foto resultó Martín Lusteau, quien entre muecas y gestos esquizofrénicos cumple al detalle la lectura de la lista de supuestos progresos económicos.

En tanto una orquesta de economistas que tocan para el teatro oficial del Kirchnerato, ejecutan desafinadas notas musicales sustentado los errores y las falencias, mientras sus engaños recaen directamente sobre esos mismos ciudadanos que una y mil veces perdieron su nivel de vida en los desaciertos de las distintas administraciones.

Ninguno de estos personajes cuestionó el aumento para los jubilados que superó las burlas de ese equipo Kirchner y su acostumbrada manipulación de los pasivos, tampoco se expidieron por la estafa ejecutada por Moyano para la distribución en el tiempo del aumento logrado para su gremio, el que lejos de significar un avance positivo cuando se efectivicen como remunerativos anteriores acuerdos, estos se reducirán por los descuentos de ley.

En tanto el Gobierno apoya su discurso en pautas de beneficios y justicia social, proyectando excelentes expectativas que mejorarán la calidad de vida de los argentinos, los salarios se devalúan con el respecto a la inflación pasada y por venir, y la fábula de maravillas económicas es dirigida por la maquinaria de esos medios de desinformación que solo son la voz del régimen.

Pero con este tipo de políticas dificilmente se coma, se eduque y se cure, por lo que como señalaba aquella famosa frase del Gral San Martín deberemos pelear aunque sea en pelotas como nuestros hermanos los indios hasta recuperar el Estado de Derecho, si es que sobrevivimos a esa delincuencia que mata o a la próxima dieta provista por doña inflación.

Autor: Susana Sechi
Directora de La Historia Paralela

Email: susanasechi@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: