Visas para los amigos en Gualeguaychú

Jose Benegas Bajo el permiso anárquico de un gobierno dedicado a sus negocios, los piqueteros ambientales de Gualeguaychú se convirtieron en el estado alternativo y ya se comportan como el poder formal. Un conjunto de patoteros que se apoderan de las libertades generales a la vez que otorgan permisos particulares. Nada a lo que no estemos acostumbrados de parte de nuestros gobiernos.

El escándalo de las “visas” emitidas por el club del piquete de Gualeguaychú también podría ser visto de otra manera. Los más insensatos como el señor Pouler (aquel que me dijo alguna vez que estaba vendido al “poder económico”, de lo que estaría encantado si fuera cierto) son capaces de comprender a personas cercanas con problemas cercanos, mientras sus arbitrariedades las dirigen a personas indeterminadas que no conocen y con las que no tienen contacto.

El poder más irracional, más estúpidamente caprichoso, argentinístico a la enésima potencia, es más inofensivo a escala humana.

Autor:Jose Benegas

Fuente: No Me parece

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: