THE PARTY IS OVER

Jorge Omar AlonsoParece que la fiesta se acaba como sucedió al final de los noventa y cuando la “plata dulce” se volvió amarga. Argentina no puede estar ausente de los cimbronazos que ocurren en otras latitudes, como ocurriera con el “efecto tequila” por ejemplo y es una demostración más de lo endeble que resulta ser nuestra economía, pese a toda la monserga gubernamental que nos empalaga con aquello del “crecimiento sostenido” y la alta actividad industrial. No soy economista y nada entiendo de economía, pero como ciudadano común puedo hacer una evaluación de lo que se va viendo a diario en la realidad cotidiana.

Tendemos a ser un País económicamente inestable, precisamente por no haber tenido una clara política económica imbricada a nuestras realidades. Las ideas económicas siempre son producto de una época y un lugar y precisamente nosotros hemos estado un poco al margen de la marcha del resto del mundo.

En un reportaje concedido a la televisión el analista Jorge Campagnucci, con relación a las consecuencias económicas que se podrían desprender de la actual turbulencia en los EE.UU. adelantó que este proceso podría traer un deterioro en nuestro “boon sojero”. Esto significa que se reducirían las compras con una bajante en el precio de aquel producto, lo que tendrá resultado negativo para nuestra economía soja-dependiente.

Esta crisis se encuentra instalada puntualmente en los EE.UU. que padece una severa situación de recesión tal que ya se ha instalado en los discursos de los candidatos a la presidencia y no cabe duda que el resto de los países la sufrirán con distinta intensidad.

Resulta evidente que en una época de depresión las mercancías se acumulan por falta de compradores y esto equivale a una insuficiencia en la demanda y para esta situación hay que estar preparado. En este aspecto nuestro vecino Brasil, posee una economía mejor ordenada para enfrentar la crisis, preparación que viene llevándose a cabo desde hace años.

Por ahora nuestra Bolsa no ha sido atacada por el pánico de una brutal caída y para alivio de nuestros nervios, es de esperarse que el gobierno nacional acierte con las medidas conducentes a capear este temporal.

Autor:Jorge Omar Alonso

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: