Poniendo las barbas en remojo

Directora de la Historia Paralela Susana SechiLuego de largas horas de incertidumbre Hugo Chávez tuvo que reconocer la derrota, evidenciando una ira contenida trató de aparentar una estabilidad emocional inexistente, ante el fuerte golpe a los delirios de quien hasta ahora se pensaba infalible e intocable.Pese a una campaña sostenida por medio de las amenazas y anunciadas revanchas contra quienes osaran interferir en sus planes para una irremediable reforma constitucional y no dejando nada para la imaginación, diseminó extorsiones en todos sus discursos preliminares sobre países, presidentes, reyes, pueblos, empresas y medios de comunicación, pero el déspota no pudo esta vez con su propio pueblo.

La fuerza de la billetera tampoco logró cumplir con los sueños de Chávez y ser el alimento para la apatía de los venezolanos descreídos que no participaron en el acto cívico, quizás influenciados ante un panorama de fraude institucionalizado. Cuatro millones y medio de ciudadanos creyeron e hicieron posible el triunfo del NO, participando como fiscales en las calles junto a la prensa internacional que los acompañó a sol y a sombra.

Los estudiantes universitarios fueron los organizadores de esta cruzada en defensa de los derechos ciudadanos y acérrimos difusores de la conveniente participación en el referéndum, siendo el canal que permitió alcanzar este triunfo, como un primer paso en la recuperación de la República.

Una parte de la sociedad se impuso a la adversidad con su negativa a la propuesta chavista que pretendía instaurar una “Patria Socialista Siglo XXI al mejor estilo de la Revolución Cubana Siglo XX, la que traía adosado un dictador perpetuo como para afirmar la revolución eterna.

Recién a la una y veinticinco AM Hugo Chávez se presentó en la rueda de prensa programada varias horas antes – “Un final de fotografía” – dijo el tirano mientras ponía los pies sobre la tierra. Esta vez sin el traje adornado de espejitos de colores debió asumir la realidad del presente, aun cuando manifestara que – “esto no significa que el camino se ha cerrado y por ahora no pudimos” – claramente se advirtió debilidad en sus palabras.

Entre gallos y media noches siguió declamando las bondades de su proyecto que ensancharía el muro y alargaría la perspectiva del horizonte para la Venezuela socialista, esta vez afirmado en su mentira pero sin su protagónico payesesco, trató de demostrar una capacidad tolerante y democrática que solamente se sintió como un triste lamento del líder caído.

Muchos aliados de la región tendrán que poner sus barbas a remojo, una próxima Presidente a quien no le eligen los amigos, deberá quizás .renovar su maquillaje ante estos acontecimientos que suelen ser contagiosos, los venezolanos venían de soportar un fraude en una elección anterior y aprendieron la lección.

Sin fuegos de artificios el líder que no fue comenzó su precipitada caída, mientras el pueblo que ha perdido el miedo ha dado el gran paso para un nuevo tiempo que se avecina y ahora con mas fuerzas imponer su voluntad, aún cuando la resistencia oficial seguirá dando batalla con las peores armas, pero con la lección comprendida que unidos serán capaces de sortear la sinuosa ruta que conduce a la libertad.

Autor: Susana Sechi
Directora de La Historia Paralela

Email: susanasechi@gmail.com

Anuncios

No Responses Yet

  1. Probablemente la derrota de Chávez haya sido por un margen mayor que el reconocido oficialmente, según noticias periodísticas de diferentes fuentes. Tal vez en esto consistió el fraude.

    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: