Ar-News Buenos Aires

Diario – Noticias – Digitales

Bolivia – Las bellas y las bestias

Posted by Ramiro Duran en noviembre 29, 2007

Dr Centa ReckEl lunes 26 de noviembre Bolivia vivió un día ajetreado. Sucre, la Ciudad Blanca olía aún a pólvora y a muerte después que la sociedad civil que salió a protestar a las calles fue atacada por efectivos policiales bajo las ordenes de Evo Morales que hizo aprobar en grande su constitución dentro de un cuartel rodeado por el ejército.
Morales y sus ministros aferrados a sus espacios de poder trataban de hacer de cuenta que era previsible “este parto luminoso y violento de la nueva constitución”, como lo expresara Juan Ramón Quintana, Ministro de la Presidencia.
Morales dirigió una marcha y concentración de campesinos que terminó en la plaza Murillo de la ciudad de La Paz, desde donde lanzó un errático discurso, en el que arremetió y culpabilizó a los oligarcas de las muertes y a los estudiantes por provocar, y donde dejó deslizar una frase de halago a Alvaro García Linera: “El vicepresidente Alvaro García Linera es un gran maestro que me enseña todas las cosas, pero me quejo porque no me enseña todo, a conquistar a las bellas cruceñas no me ha enseñado”
La frase quiso decir más de lo que dijo; mucho más si consideramos que ha habido un ataque sistemático del gobierno a Santa Cruz, y que en medio de esta pugna, durante algún tiempo García Linera subliminalmente dejaba ver que venía a Santa Cruz a verse con una candidata de belleza, con lo que quería decir que Santa Cruz es el lugar para que los hombres del gobierno busquen chicas bonitas, o para que den pruebas de su hombría.
Recordemos que cada vez que se ha querido agredir a los cruceños se ha hecho alusión a las mujeres de esta tierra, a las valientes mujeres que son trabajadoras, comprometidas con su pueblo, profesionales, buenas madres y también atractivas.

Mientras Evo bromeaba con esta alusión de mal gusto, las madres de dos jóvenes asesinados lloraban a gritos en el entierro de estos nuevos héroes: “Este asesino Evo (Morales) que me lo ha hecho matar a mi hijo”, había gemido la madre a poco de enterarse de la funesta noticia.

En el sepelio se escuchaban los estribillos de la gente que gritaba “¡Evo asesino!”. Gonzalo Durán y Juan Carlos Cerrudo, quienes murieron el fin de semana en los disturbios habían perdido lo más preciado, la vida, los sueños, el porvenir, la posibilidad de seguir amando, de acariciar un romance, un hijo, un hogar.

Los féretros de los dos cuerpos fueron envueltos con banderas de Bolivia y del departamento de Chuquisaca mientras los dolientes gritaban: “¡Evo asesino! ¡fusil, metralla, el pueblo no se calla! ¡democracia sí, dictadura no!”.

No eran “oligarcas”, eran jóvenes, profesionales, trabajadores. “En estos momentos todos estamos de pie, firmes, acompañando a nuestros compañeros que ha asesinado el Evo” Morales, presidente de Bolivia, señaló un hombre humilde de unos 70 años.

“Estamos tristes, el Evo mató a nuestros hermanos, el Evo que se vaya con la (presidenta de la Asamblea Constituyente, Silvia) Lazarte”, expresó en el cortejo fúnebre una mujer quechua de unos 50 años, según versiones de medios de información.

Ajeno a este dolor, Evo seguía su plan en la plaza Murillo, instando a la Asamblea Constituyente a volver a reunirse para terminar de una vez la aprobación de la nueva Carta Magna.

“Ojalá nuestra compañera Silvia Lazarte, presidenta de la Asamblea, convoque de una vez para terminar de aprobar la Carta Magna. Ya se ha aprobado en grande y lo que falta es en detalle’” , expresó Morales, dándole órdenes a la mujer que hizo presidenta de la Asamblea y que no muestra su lado de mujer, el alma tierna, el lado amable, el desprendimiento que suelen tener las mujeres, la inclinación a la bondad, al bien común, la posibilidad de no apostar sólo al poder.

En menos de 24 horas, el ministro de aguas Mamani, hizo aguas, tuvo que ser retirado de su cargo por unas escandalosas fotos en las que se lo ve en paños menores en un prostíbulo del Alto.

Las mujeres con luz y belleza interior están desenmascarando la parte bestial, el lado oscuro, la instintividad de estos hombres ambiciosos de poder, de la bestia que se agazapa en aquellos que ponen en primer lugar sus pasiones y ambiciones.

Autor: Centa Reck

Gentileza:La Historia Paralela

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: