Votando por un Sueño

Marcelo TinelliMarcelo Tinelli y su equipo Ideas (!!!) del Sur sobrepasaron los 36 puntos de rating de la dudosísima medición sudaca de IBOPE en el programa final de su show “Bailando por un Sueño” del 6 de noviembre. Cristina Fernández, su marido y el equipo de Fernández que los adorna, lograron conseguir el 44,92% de los 19.452.594 ciudadanos que entraron en los supermercados de boletas que eran los cuartos oscuros del 28 de octubre, del total de 27.090.236 habilitados para votar, de los 36.260.130 habitantes del territorio llamado República Argentina.Les ahorro la cuenta: la “pintada como una puerta” (sic) fue votada por el 22.63% del total de personas que adornan esta tierra incomprensible. No es una cuenta tramposa. Quiero decir que en el “Votando por un Sueño” que armaron los K-Fernández, tuvieron más de 8 millones de “soñadores” con necesidades y esperanzas en ristre acompañando la danza conyugal, y quedaron por debajo del IBOPE argentino, Tinelli y su banda menesterosa de buen gusto; o educación. Lo que quieran. Por lo menos, el gobernador de Santiago del Estero se podrá ahorrar el costo del hospitalito de Los Juríes, que defendió el soñador ganador. Si es que Ideas (!!!) del Sur cumple.

Y …?. Bueno, la pregunta retórica es para decir que vamos a tener unos años más de shows. La izquierda (¿?) argentina que continúa con Alzheimer, quedó por debajo del pino y del bull-dog boleado, y el partido militar del cara pintada Breide Obeid, más abajo aún, no pudo alcanzar a Nina Pelozo, dirigenciadora de comederos y deslizadora de caños (justamente con el ganador Tinelli…!). Y entonces ? Bueno, que éste es un país show. Meta llorar todo el tiempo, esperando los SMS. Pero el jurado de nuestras “elecciones” no es tan impresentable como los cuatro de Ideas (!!!) del Sur: parece que hay centros de poder mundial que nos están mirando, escuchando y leyendo, porque por aquí hay mucho para aprovechar en un mundo que se ocupa de todo el mundo.

El desconcierto de los votantes no fue nada comparado con el desamparo de ideas con que quedó la dirigencia política argentina, lamiéndose repetidas heridas del sistema que les permite armar sábanas y tratar de ganarse el pan a costa del erario público. Si hasta el fiscal Stornelli, convocado por el motonauta y trabajador virgen, futuro gobernador del primer distrito electoral del país (adivinaron: Scioli) se consiguió una licencia indefinida en la …justicia, mientras intentará poner freno a la inseguridad que comprenden y minimizan los “progres” y quieren borrar con sangre los “fachos”. Está bueno eso de, a costa de los contribuyentes, tener siempre un aguantadero por si la idoneidad no le alcanza para el cargo. Vieja usanza criolla, que ha instalado la costumbre de no trabajar para subsistir, sino tratar de ser ñoqui preventivo del que está de turno en el poder.

La utopía es un país en serio. La frustración no hace falta que sea explicada. Lo que queda es la esperanza de que algún día, sin salir de la democracia, nos pongamos a hacer algo por nosotros mismos. Algo bueno, digo.

Autor: Mario Giordano

Gentileza :La Historia Paralela 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: