Mentir y ocultar esa es la cuestión

susana sechiCuando la sangre de los masacrados policías bonaerenses aun esta caliente, el insidioso discurso presidencial arremete contra los integrantes de la fuerza y los expone como sospechosos de un acto terrorista perpetrado en forma salvaje y cruenta.Nada parece conmover a la pareja reinante que utiliza el dolor ajeno haciéndolo funcional a su campaña proselitista, descargando irracionalmente culpas propias sobre las víctimas en forma vil y ponzoñosa. Esta es una falta de respeto a las familias bonaerenses, todas sin excepción, las que todavía no han salido del espanto que significó ese viernes negro.

Mentir y ocultar esa es la cuestión, sobretodo a horas de un acto eleccionario que tiene como una de sus candidatos a la señora de Kirchner y un adiestrado Daniel Scioli para recolectar votos en la Provincia de Buenos Aires, no es cosa de entorpecer la elección colocando en el escaparate a los reales autores de la barbarie.

Un Scioli que no representa ninguna garantía para los desesperados bonaerenses, actuando solamente de repetidor del discurso oficial y apoyándose únicamente en el deporte como única propuesta, algo que hace recordar ese latiguillo de aquel líder caído en desgracia, “con la democracia se …” y que hoy sería “con el deporte se come, se educa y se cura”, como única alternativa a la gravísima situación que atraviesa la Provincia de Buenos Aires.

Colmando todas las desvergüenzas el matrimonio real y su patota asistieron a la parodia de inauguración (Parte II) del polideportivo de Bolivar, función que estuvo a cargo del animador Marcelo Tinelli, la última adquisición del Kirchnerato, quien en contrito acto de sumisión se arrodilló por una cuota recibida para completar la obra, por supuesto con fondos provenientes del erario público.

Con el espacio comprado, el Presidente vociferó nuevamente contra esos uniformados que tanto menosprecia y subestima, tomando el Estado para su uso personal, infirió todo tipo de improperios condenando a los que sufrieron sus embates y acusando desde la paranoia a la familia policial.

Mientras el pedido de justicia de familiares de los caídos, amigos, vecinos y el cuerpo policial bonaerense hacían escuchar sus voces reclamando la renuncia de Solá y Arslanian en la ciudad de La Plata, en una muestra de repudio generalizado al accionar del Gobierno, se le exigió la rectificación de sus dichos, matrimonio oficial incluido, por tantas perversas calumnias lanzadas con premeditación y alevosía.

Sin embargo los inmutables consortes sin darse por aludidos siguieron con su agenda del día, en esa campaña frenética como si nada sucediera. Fue así que se vio a la candidata esta vez no como intérprete de la filosofía hegeliana si no como una experta rugbier muy avezada en este deporte, brindando una clase magistral a Los Pumas y no pudiendo ocultar su entusiasmo dio su máxima lección de cholulaje, interpretada junto con su marido que del ejercicio del ridículo ha obtenido ya un Master.

En tanto los argentinos se debaten entre la delincuencia, la inflación y viajar como ganado, el Presidente y su mujer se siguen mostrando indecentemente en actos de gobierno que promueven desde la ilegalidad el sustento a la candidatura de Cristina Kirchner.

Cerrando este día con un acto en Mar del Plata la mujer del Primer Magistrado poseída en esta ocasión por su personalidad crispada, nuevamente se lanzó en la defensa de los jóvenes idealistas y desde la furia interpeló a los enemigos de siempre, las fuerzas armadas. Entre alaridos y gritos ideologizados se mostró tal como es, intolerante y volviendo a su gran amor e inseparable amigo, el desquiciado Hugo Chávez, hizo mención a algo muy recordado por los marplatenses, esa curiosa Anti Cumbre que arrasó con la ciudad.

Ese es el cambio que anuncia la Señora y su profundización sería lo peor que le pueda pasar a la Argentina, solamente haciendo respetar nuestros derechos, no dejándonos influenciar por la mentira oficial, esa que ha puesto en la marquesina con letras de oro “Cristina Presidenta”, cuando los únicos responsables de elegir son los ciudadanos, podremos rescatar la República.

Autor: Susana Sechi
Directora de La Historia Paralela

Email: susanasechi@gmail.com

Fuente:La Historia Paralela

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: