El regalo prometido

susana sechiFaltan pocos días para que la Casa Rosada luzca el cartel de remate que solamente por la base permita su adquisición, regalo que Néstor Kirchner piensa entregar a su señora el 10 de diciembre del 2007 junto con la banda presidencial y el bastón de mando para que ella pueda jugar a gusto con el país, promesa que viene alimentando el ego de la candidata día a día Este proyecto ha desequilibrado totalmente a ese matrimonio que estima convencer con fabuladas mentiras a millones de argentinos apelando a la subestimación que sin cordura aplican desde un fatuo discurso, como si lo ciudadanos fueran todos idiotas útiles.Para la Señora todo, mientras los estúpidos argentinos pagan los lujos, caprichos y dislates de una Primera Ciudadana que apeló a la frivolidad en sus presentaciones en el exterior, dando rienda suelta a la delirante postura de reina y así cumplir con sus aspiraciones monárquicas.

Fotos compradas a un muy alto precio, participación en alguna Universidad y hasta notas periodísticas con la prensa extranjera que como parte de los acuerdos alababan su intelecto presentándola como la Milton Friedman de la economía argentina, aunque esos tragicómicos argumentos pronunciados por la Señora en la trastienda fueran el hazmerreir por los disparatados, confusos, vacíos y aprendidos de memoria discursos.

Entre marido y mujer dejaron a los argentinos como un conjunto de imbéciles aquejados por el síndrome de la inocencia mientras nadie daba crédito alguno a esas bonanzas económicas, democracia plena y libertad de expresión descriptas desde la pobreza de sus disertaciones.

La inflación es una de esas tantas materias irresueltas que desvelan a la pareja oficial, la que trata por todos los medios de desestimarla, contando para ello con un grupo de “notables” embusteros que dibujan las planillas del Indec a gusto del Presidente saliente que quiere retirarse del Gobierno con honores falsos, quizás para alimentar ese reducido caudal de éxitos que corolan su gestión.

Desde la grosería y la victimización se pretende ocultar la realidad que toca a todos los ciudadanos y esa tan temida inflación ahora pertenece al “complot” de una oposición que pretende desestabilizar
al gobierno, instalando con esta estrategia la duda en la opinión pública.

Esta difamación con toques de un infantilismo retrogrado es sostenida por las marionetas funcionales a la campaña proselitista, las que apuntan directamente al intelecto de los ciudadanos categorizados por los Fernández como idiotas capaces de creer que la inflación no es tal, si no que solo se corresponde con el ajuste de algunos precios relativos como consecuencia del crecimiento económico del país.

Como resultado de este proceso que está carcomiendo los ingresos de los trabajadores se produce el alejamiento del país de toda posibilidad de inversión, interna y externa, sin embargo los gurús de la administración Kirchner no se cansan de desmentir el problema, aseveraciones compartidas por el líder de la CGT Hugo Moyano quien tomó interneción en el tema apañando las interpretaciones desestabilizadoras propulsadas desde el oficialismo, poniendo de esta forma en evidencia el “afecto societatis” que lo une al Primer Mandatario.

La pobreza de diálogo con que se maneja la Candidata jugó negativamente en su presentación ante el empresariado brasileño, el que de frente dirigió sus preguntas a los puntos mas débiles de la gestión de su marido, la falta de seguridad jurídica, la inflación y la incredibilidad del proyecto oficial.

La insegura Senadora fue desbordada por la requisitoria, en esta oportunidad nadie actuó de filtro y los nervios la traicionaron, entre preguntas no contestadas y la negación de lo evidente, intercaló los elogios de rigor a las políticas de su esposo y ante un desconcertado auditorio afirmó que la inflación argentina era de un dígito, desmintiendo así el compasivo diecisiete por ciento que mencionaron sus interlocutores.

Un papelón mas de los que la Señora nos tiene acostumbrados en sus giras internacionales y que seguramente la Agencia Telan nos presentará como una exitosa gestión de esta estadista hegeliana.

Autor: Susana Sechi
Directora de La Historia Paralela

Email: susanasechi@gmail.com

Fuente:La Historia Paralela 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: