En Argentina Coluche sería el próximo Presidente

Mauricio macriComenzaba 1981 y la clase política francesa se encontraba totalmente desprestigiada, tanto casi como la de la Argentina de hoy en día, un popular cómico francés que aparecía en los escenarios parisinos vestido solo con una planta de lechuga y contando chistes mas que verdes, se presentó como candidato a las elecciones a realizarse ese año como una forma de reflejar el hartazgo de todo un electorado y por cierto recibió muchas adhesiones por parte de sus compatriotas a su singular forma de protestar. Si esto sucediera en nuestro país, Coluche sería el próximo Presidente de los argentinos.Los politicólogos afirman que la oposición se encuentra atomizada, falso, la realidad es que ante un electorado abrumado por tanta mediocridad ningún candidato genera la suficiente cantidad de intención de voto como para generar un liderazgo. Todos apuntan a llegar a la segunda vuelta y capitalizar el rechazo generalizado de los votantes a un régimen que los tiene hartos, y de esa forma lograr un triunfo por ser considerados el mal menor.

Cada uno carga con sus propios pecados, la Señora Carrió, con oportunismo hoy se proclama liberal y se presenta como fundamentalista católica, aunque por las dudas desde el discurso comulga con la izquierda setentista.

Roberto Lavagna intenta mostrarse como padre de un modelo que hoy hace agua por todos lados, promete mas de lo mismo pero en una versión mas prolija.

Jorge Sovich para diferenciarse se atreve a decir que representa a la centroderecha y ensaya un discurso crítico que llega tardío, discurso que muchos argentinos hubieran querido escuchar tiempo atrás cuando Néstor Kirchner demolía las instituciones de la República.

A Rodriquez Saa se le debe valorar no haberse disfrazado para la ocasión, se exhibe como un peronista “quimicamente puro”, pero su mayor demérito son todos los impresentables que impulsaron su candidatura.

Todos y cada uno de ellos serán responsables “por acción” de la incertidumbre que acompañará a los argentinos hasta el 28 de octubre, no obstante “por omisión” la mayor responsabilidad recae sobre Mauricio Macri, su aplastante triunfo en la Ciudad de Buenos Aires fue un soplo de aire fresco en una atmósfera enrarecida por un gobierno despótico e hizo renacer la esperanza de millones de personas que en todo el país esperaban, no que renunciara al cargo obtenido, si no que ejercitara un liderazgo que aglutinaba la voluntad de quienes ansían otro país a partir del 10 de diciembre.

¿Necesitaremos un Coluche para que reaccionen?

Autor: Sigfredo Durán

Email: siggyduran@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: