¿Señora es usted abogada?

cristina KirchnerEl gobierno hizo un enorme esfuerzo por difundir el carácter de “señor” de Juan Carlos Blumberg, en contraposición a su pretensión de ser “ingeniero”. Que un político le cuente las costillas a otro es útil aunque siempre hay que considerar que las acusaciones son interesadas. El problema con este gobierno de chiflados en particular es que toda acusación que lanza tiene relación con una característica propia exacerbada.Hace meses que corre el rumor de que la Señora que dice ser abogada en realidad no lo es y haría muy bien en aclararlo. La duda la plantea ahora Pablo Kleinman en Diario de América a partir de una lucha ocurrida en la polémica Wikipedia cuyas “verdades” más que ser universales y objetivas, están a merced de la militancia.
La popular enciclopedia gratuita de Internet, Wikipedia, es mundialmente conocida gracias al alto standing que le otorga el buscador Google al presentar los resultados de cualquier búsqueda y es, hoy en día, uno de los diez sitios de Internet más visitados del mundo. Con más de seis millones de artículos en más de 50 idiomas, se trata de un compendio de información completísimo, creado y mantenido por los propios usuarios. En Wikipedia cualquiera puede ser editor, inclusive de manera anónima, y es esto último lo que también la convierte en un medio altamente susceptible a la manipulación y a la diseminación de falsedades.

En declaraciones recientes al Times de Londres, el co-fundador de Wikipedia, John Sanger, declaraba que el sitio está “roto y es imposible repararlo” y que ya no es nada confiable. Un sitio tan popular y tan vulnerable a la manipulación es, hoy en día, escenario de encendidas batallas entre editores con puntos de vista ideológicos e intereses políticos y comerciales encontrados. Cada vez hay más páginas “semiprotegidas” (que pueden ser editadas solamente por usuarios registrados) y los avisos de “neutralidad cuestionada”, insertados como plantillas dentro de artículos específicos, cada vez son más numerosos. Es dentro de este contexto que el último fin de semana se ha celebrado una suerte de “batalla virtual” en torno a la ficha biográfica de la candidata presidencial argentina Cristina Fernández de Kirchner, una de las páginas que se encuentra semiprotegida para impedir que cualquiera la modifique anónimamente.

Todo comenzó cuando en la sección referente a la educación de la señora Kirchner, se reemplazó la oración “Se recibió de abogada en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de La Plata en la década de 1970” por el siguiente párrafo: “Cursó estudios de abogacía en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de La Plata en la década de 1970. Aunque se dice que es abogada, nunca se ha especificado en qué año obtuvo su título ni se han ofrecido pruebas de que haya completado sus estudios. La universidad tampoco ha emitido públicamente certificado alguno que así lo acredite”. Se daba como referencia una breve nota publicada en una página argentina llamada Periodismo de Verdad.

El cambio, efectuado a las 4.42 de la madrugada del domingo, hora argentina, no duró ni medio día. Menos de nueve horas después, a la 1.02 de la tarde, ya había sido borrado (revertido, en la jerga de Wikipedia). A partir de ahí se sucedieron varias idas y venidas y un duro intercambio en la página de discusión de Wikipedia entre los interesados en una y otra versión.

Lo cierto es que, como lo indica el artículo en Periodismo de Verdad, resulta llamativo que en la página del Senado argentino, las páginas personales de los senadores suelen indicar cuándo completaron sus estudios, pero no así la página de la senadora Kirchner. Según indican en el citado artículo, “hace 3 meses que intentamos infructuosamente pedir el título de abogada de la primera dama y nos dicen que el expediente fue pedido por la presidencia en junio de 2004″.

También llama la atención la rapidez y eficiencia con que un cuestionamiento –que no una acusación- ha sido eliminado del artículo acerca de la primera dama, sin que se brinde la información faltante que lo motivó. No es la primera vez que se dice algo cuestionable acerca de uno de los Kirchner y que arrogantemente se intenta dar vuelta de página sin brindar explicaciones que sirvan para responder al interrogante presentado.

Tampoco sería un hecho insólito que en Argentina un personaje de renombre afirme poseer un título universitario que jamás realmente obtuvo. Es por ello que sería positivo que el entorno de la senadora Kirchner finalmente haga públicos el diploma y expediente universitarios de la candidata, para definitivamente acallar rumores innecesarios y posiblemente infundados sobre un asunto ciertamente importante.

Es la consecuencia de creer que dependemos de encontrar “la verdad” en lugar de aceptar que nuestra garantía está en el pluralismo y en nuestro criterio.

Sería una buena cosa que muchos blogs repliquen la pregunta. No habrá oportunidad de que la responda en una conferencia de prensa y mucho menos de que se lo pregunten los bufones que tienen acceso a ella. Si la repetimos en la red, capaz que nos muestra el título y nos deja más tranquilos.

Fuente: No me parece

Autor: José Benegas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: