Venta de baratijas

susana sechiComo si se tratara de piedras preciosas simples vidrios de botellas son vendidos a los argentinos como auténticas gemas, las falsificaciones son empleadas para valorizar a una candidata sin brillos propios que busca sodomizar desde un discurso cruzado a un electorado detrás de un modelo que como única progresión mantiene el entierro total de la República.El régimen absolutista de acumulación de baratijas se encuentra en plena tarea de comprar la perpetuidad en el poder, acondicionando con estos artilugios a candidatos adornados para encandilar a la ciudadanía.

Un país virtualmente ocupado por una dirigencia adicta que desvergonzadamente defiende el proyecto oficial y se encuentra involucrada en esa concertación plural que no es otra cosa que concentración de poder y coptación de voluntades, tergiversando complicidades se dicen representantes de los argentinos, justamente ellos que han dejado la ética partidaria a la vuelta de la esquina.

Todos en una misma bolsa, no sin antes haber recibida la marca K como sello de genuflexión, son integrados a un juego de lotería promovida desde el kirchnerato, radicales, peronistas y otras yerbas se encuentran dispuestos a defender con uñas y dientes a un régimen totalitario que ejercita el azar retirando bolillas para completar el elenco de privilegiados candidatos.

Rodeando a la elegida los personeros del servilismo se apiñan para ocupar lugares en la lista oficial, traicionan a sus partidarios por medio de la ilusión de que un nuevo período de gobierno presidido por la Señora los llevará directamente al Paraíso prometido, dejando atrás un Infierno construido por su propio esposo.

Como ejemplo de la preservación política de privilegios, Daniel Scioli cumplió con sus mecenas en un acto realizado en el Teatro Auditorio marplatense con motivo del lanzamiento de la fórmula Scioli-Balestrini. La reducida capacidad del lugar permitió albergar a un auditorio digitado para la ocasión y como para no sufrir ningún sobresalto se dispuso la entrada exclusiva solo para los amigos, funcionarios y la pareja real.

Una sobria presentación contó con un montaje netamente peronista, la música elegida fue la marcha partidaria que como voz principal fue entonada por Alberto Balestrini, todo dentro de un marco minimalista sin ningún tipo de banderías.

Con discursos edulcorados los candidatos adularon los oídos del matrimonio Kirchner, obsecuencia que alcanzó el rango de empalagosa al alabar la gestión presidencial y los logros obtenidos durante estos cuatro largos años en los que consecutivamente han acumulado poder.

Un Daniel Scioli antes sepultado por el Primer Mandatario hoy ha sido convertido por la varita mágica de la conveniencia en un buen muchacho, óptimo para dirigir los destinos de la Provincia de Buenos Aires y ejemplo de conducta para profundizar el cambio junto a la candidata Cristina Kirchner.

Una necesidad volcada en prefabricar la imagen perfecta para vender un producto recayó en Daniel a partir de las encuestas que supuestamente lo mostraron como el mas indicado.

En un video editado para el evento se pudo ver a un Scioli deportista, seguido de una serie de imágenes en diversos actos de campaña y algunas participaciones en actos oficiales, siempre mostrándolo sonriente, hacedor y comprometido con la administración Kirchner.

Si se recuerda la trayectoria de este candidato poco podría decirse a su favor, como administrador resultó un fracaso llevando a la quiebra una exitosa empresa familiar. La incursión en la política se mantuvo entre una poco destacada participación y un marcado transfuguismo político, lo cual no habla muy bien de la conducta moral del elegido.

Ha sido en estos últimos tiempos la cara de exhibición del poder como un objeto de disvalor que propulsa desde el discurso de cordero manso y aplicado la admiración al modelo, burda estrategia para la obtención de un voto masivo.

Esta clara dependencia del patriarca del poder lo muestra al Señor Scioli como un oportunista que sin ningún tipo de condiciones para el cargo que pretende, se presta como marioneta a sabiendas que ha sido digitado solamente para insuflar una imágen alicaída y así posibilitar el triunfo de la sucesora a la monarquía.

Las palabras de Scioli no solo exaltaron al Señor y la Señora, también alcanzaron a la paupérrima administración Solá al resaltar el “sacrificado” trabajo realizado por el Gobernador para cambiar la provincia, esfuerzo que logró según sus palabras hacerla resurgir, aunque todavía no se haya podido doblegar la inseguridad, algo por lo que él piensa trabajar denodadamente.

Esta disertación se podría analizar desde el punto de vista que el Vicepresidente sufre algún trastorno psicológico o tal vez en la peor de las opciones que es un farsante disfrazado de “buen tipo” como le gusta adjetivarlo a la corporación política.

Como surgido de la espontaneidad del candidato llegó el pedido para que la Señora Kirchner suba al escenario y ante la sorpresa teatral de la misma no hubo que reiterar la invitación por que rápidamente se la vio instalada en el podio, esta vez risueña, entre amor y construcción incursionó en un mensaje sin un mínimo de calidad ética, pidiendo al electorado el voto para los candidatos y remarcando como siempre la concertación plural que según dijo, abarca a los peronistas y a los “otros”, mientras Julio Cobos que representaba a los otros escuchaba impávido, sin siquiera alcanzar a mover una ceja.

La verborragia de Cristina Kirchner con un aporte justicialista se abocó en un raro análisis sobre los discursos del General Perón, que según la Señora fueron mal interpretados en su momento, colocándose como la indicada para traducir el pensamiento del líder, cosa de la que deberían tomar nota esos muchachos peronistas que la aplauden, que tanto la Señora como su esposo Presidente y adheridos funcionarios no son otros que los mismos que el General echara de Plaza de Mayo.

Mientras la Provincia de Santa Cruz arde luego del episodio que protagonizara Daniel Varizat, la cúpula del poder trabaja sin descanso tratando de aislar a la candidata de todos estos casos que enlodan su imágen, pero es una ímproba tarea destinada al fracaso.

Si los argentinos no se detienen en el análisis del contenido del discurso de la sucesora del trono, quien tilda de enemigos a todos los que no se adapten al pensamiento oficial, deberán atenerse a un futuro reinado por el que ella peleará a brazo partido, tratando de aniquilar a la oposición si no puede vencer con amplitud, esa es la política elegida y el temor parece agudizar la locura, hoy le tocó a Elisa Carrió, mañana quien sabe …

Autor: Susana Sechi
Directora de La Historia Paralela

Email: susanasechi@gmail.com

Fuente:La Historia Paralela 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: