Una cuestión de género

susana sechiEn un caos generalizado y sin soluciones a corto plazo, la Argentina se ha visto envuelta en toda clase de trances que por supuesto afectan directamente la calidad de vida de sus habitantes.La negación de un Presidente que no esta dispuesto a asumir los costos políticos de tan desquiciada gestión, ha puesto en peligro la economía del país por medio de la imprevisión que caracterizaron sus cuatro años de administración, pretendiendo ocultar descaradamente que en ese tiempo se mantuvo ocupado en destruir las instituciones del país y alimentar odios, mientras las planificaciones de infraestructura se acomodaban para complacer los amigos del poder.

Un Señor Kirchner que se miraba el ombligo mientras las estructuras del país estallaban a sus pies, sin embargo este señor alejado de sus funciones dilapidó sus horas en arengas de campaña en forma permanente, repartiendo los dineros públicos para sumar seguidores que permitieran instalarlo como un caudillo totalitario.

Todo giró en este negro período alrededor de la construcción del poder absoluto que hoy trastabilla como consecuencia de sucesivas derrotas electorales, crispando psicológicamente la insufrible personalidad de quien se había creído dueño de la Argentina.

El manotón del ahogado recayó como era predecible en la Señora Cristina, quien más podría aceptar ser la figurita decorativa de ese Presidente enfermo de popularidad.

Tratando de imponer su mujer por la fuerza al electorado, la colmó de brillos y esplendores, títulos de estadista, la presentó como dotada de una inteligencia superior capaz de corregir las falencias y las irregularidades de su mandato.

Se expone a una Cristina Kirchner como independiente luchadora por la prosperidad del país, una oxigenación para la política, una mente abierta para los cambios ¿De que cambios nos estarán hablando, si reiteradamente se remarca la continuidad del modelo?

En esta etapa que las miserias humanas se encuentran expuestas en el entretejido de la corporación política y han alcanzado en su maremagnum de corrupción a las mujeres del Presidente, los “Caballeros de la Mesa Redonda” han puesto sus devaluadas caras para salvarlas del infierno por medio de una retórica retorcida que agudiza aún mas la realidad de los hechos.

Alberto Fernández y Aníbal Fernández en un vuelo propio de aves de rapiña estimularon su verborragia intentando crear en la opinión pública un concepto altamente moral para con estas señoras, tan prominentes en sus funciones y víctimas de un complot generalizado de vaya a saber de quienes y que las han alterado emocionalmente hasta casi dejarlas sin palabras.

Pero parece ser “que la gente cree lo que el Presidente les cuenta”, según expresó el Ministro del Interior poniendo a los argentinos como simples e inocentes criaturas susceptibles a aceptar la realidad mágica de los relatos presidenciales, y tan tontos son que no perciben las diferentes crisis que los están envolviendo, sin gas, sin electricidad, sin gas oil, fraguados índices inflacionarios, esa hermosa corrupción que se pide aplaudir y los problemas vitalicios de inseguridad, falta de justicia y pobreza extrema.

La Señora Senadora en el cierre del II Congreso Internacional de Filosofía, ya en su carácter de candidata presidencial pero con el mismo discurso de siempre, además de su particular interpretación del pensamiento de Heidegger que sumió en la confusión a los presentes, insistió con su prédica de “abrir las mentes” de la sociedad a esa única verdad que se pretendió instalar desde el primer día de mandato de su marido.

Lo mismo hizo en su presentación en el sindicato de la UOCRA, cuando saliendo de su boca se pudo escuchar: “la función pública debe servir para aumentar la calidad de vida”, ¿Por qué no lo hicieron antes, nos preguntamos?

Además definió, “nosotros firmamos acuerdos con diferentes universidades por que el país necesita planificación estratégica”, ¿Es que antes no la necesitaba? ¿A quién se refiere con “nosotros”, si la Señora Kirchner no posee cargo alguno dentro del Poder Ejecutivo? ¿Por qué se autotitula gestora de estos acuerdos?

Poniendo énfasis en la calidad de género, la señora remarcó la participación de la mujer en las políticas del país, justo en momentos en que se encuentran bajo la mira de la Justicia y no precisamente por la idoneidad demostrada en el ejercicio de sus cargos, Felisa Miceli y Romina Piccolotti, y así podríamos extender la lista de irresponsables citando a Nilda Garré, quien manejó su ministerio desde una carencia intelectual antológica y detrás de una paranoia aceptada por el Jefe de Estado quien alegremente apaña su irresponsabilidad, la que puede ocasionar una catástrofe aérea en cualquier momento.

Si a este “estilo femenino” se refiere la candidata, será mejor que resigne su candidatura y se dedique a sus intereses inmobiliarios, por que su trayectoria no muestra valores ni experiencia para el cargo que pretende ocupar. Y como dice su media naranja, da lo mismo primera dama, caballero, presidente o presidenta, total lo único que interesa es un poder perpetuo sustentado en un pueblo dominado.

Basta de “parla”, se necesitan hechos contundentes, no que se nos diga que el Parlamento es órgano deliberativo del Poder Ejecutivo ¿Es así como piensa gobernar la Señora?

¿Todavía piensan que se llenarán las urnas de buena memoria? Si la memoria es buena con seguridad Cristina no ocupará el sillón de Rivadavia. Sería mejor que la Primera Ciudadana vaya preparando sus petates cargados de ropajes y accesorios para desalojar la quinta presidencial del 10 de Diciembre y entonces los argentinos habremos hecho justicia por medio del sufragio

Autor: Susana Sechi
Directora de La Historia Paralela

Email: susanasechi@gmail.com

Fuente:La Historia Paralela

Anuncios

2 comentarios

  1. Es bueno leer este tipo de escritos, sobre todo por la imagen que tiene Argentina a nivel internacional.

    Los que vemos desde afuera quedamos sorprendidos con la forma como salieron de la crisis que los embargó hace pocos años (con cambios seguidos de presidentes en una marea de inestabilidad política) y que de manera repentina supone ser superada gracias a su gobierno actual.

    Argentina siempre se ha visto como modelo en Latinoamerica, sorprende este tipo de escritos tan reveladores.

    Un saludo desde Medellín, Colombia.

  2. Una de las cosas, que estimo más hartos tiene a los ciudadanos independientes, es su odio irracional al uniforme, que por más que les duela, los unformes militares son fundacionales en este país, y que algunos se hayan equivocado en las formas, no significa que se deben destruir las instituciones, y aún van más lejos, el desarme a los civiles, que cabalga sobre la inseguridad, no sirve a tal fin, sino a otras opciones mucho más siniestras, a) que el pueblo no se pueda levantar en armas ante una tiranía, o a futuro, cuando vengan con algun pretexto inventado, fuerzas extranjeras a por el agua, el pueblo no tenga capacidad de respuesta, tal los ejemplos de vietnam, afganistan o irak.-Ya lo dijo Blair, “La parte militar de la guerra se ganó en alpso muy breve, lo que no tuvimos en cuenta fué a los insurgentes” (lease pueblo armado)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: