“Cuba siempre”

susana sechi“Cuba primero, Cuba después, Cuba siempre” – Agustín TamargoDesde hace casi medio siglo la leyenda de la Revolución Cubana ha convertido a Cuba en un espejismo como si esta fuera la Isla de la Fantasía, la ficción se apoderó de noveladas ideologías que se divulgan con consignas de bienestar, dando marco a un Edén que pregonan los seguidores del régimen en América Latina.

Punto de reunión para toda la perversidad, la Isla alberga lo peor de estos nuevos engendros aglutinados por esas doctrinas, los que desfilan genuflexos ante Fidel Castro Ruz, el demonio eternizado en el poder, quien aun en estos momentos con la salud quebrantada no resigna sus odios, desplegando su maldad sobre un sufrido pueblo desterrado en vida.

La dirección de ese estado impuso el pensamiento único, apoderándose de millones de almas bajo un régimen de castigo, tortura, prisión y muerte, paralizando hasta el sometimiento a indefensos ciudadanos, violando sus derechos humanos y sin embargo estos tratamientos no han recibido un contundente repudio en el conjunto de las naciones civilizadas del mundo.

Muchos se sumaron con su complicidad en este maltrato, votando negativamente la condena que la ONU quiso imponer a la sádica dictadura castrista o lo que es peor, en actitud cobarde, absteniéndose, como ha sido el caso del gobierno argentino.

Los sufridos cubanos de la Isla tuvieron que apelar a la discreción para preservar sus vidas, los mas osados, fieles a sus principios colman cárceles inhumanas. La supervivencia ha adquirido características infrahumanas, quienes allí viven deben soportar las carencias impuestas de un magro racionamiento alimentario, un trabajo pago con escasas monedas, la falta de toda libertad y una propiedad intelectual que ha llegado tan lejos como la expropiación de los cerebros, tal es el caso de la Dra. Hilda Molina y todo esto desde un estado que se muestra como benefactor cuando la realidad no es otra que la crueldad de un hombre que durante estos últimos cuarenta y ocho años ha ejercido la violencia sobre un conjunto de seres denigrados hasta las lágrimas.

Esta inmoral reducción a servidumbre desencadenó el éxodo masivo de personas, que a pesar de poner en riesgo la vida en el intento no dudaron ante el dilema de elegir entre esclavitud o libertad y hoy conforman esa gran diáspora cubana que denuncia permanentemente los excesos que se siguen produciendo en la actualidad.

Pero la hipocresía de miembros de la comunidad internacional parece no tenerlos en cuenta, la industria turística se ha constituido en un artificial ambiente creado a su disposición, un paraíso aparte que intenta ocultar las miserias, una imagen capitalista que sin exclusiones de ningún tipo puede alcanzar el consumismo como en países del Primer Mundo, pero este surrealismo no incluye a los ciudadanos cubanos, a quienes les está vedado este tipo de bienestar mantenidos al margen de lo que ofrece la civilización moderna.

Siempre alertando desde el exilio a sus hermanos latino americanos, los cubanos pusieron el acento en las complicidades que se venían gestando desde el interior de gobiernos identificados con las políticas del dictador, algunos los comprendieron pero muchos distraídos hicieron caso omiso a la advertencia solo oyendo los cantos de sirena, así surgió Hugo Chávez como el primer discípulo y una seguidilla de gobiernos en la región, que se autotitularon progresistas, lo imitaron.

En Argentina un patán cuyo único crédito es el oportunismo, se encaramó en el poder sostenido por grupos de alienados terroristas devenidos posteriormente en funcionarios de un gobierno que aplastó todo principio republicano, imponiendo el odio como política de estado para destruir el cuerpo social por medio de la presión y la amenaza.

Esta revolución marxista que se entronizó en el país encubierta por falsos aires democráticos, está cumpliendo con las directrices castristas y los tortuosos pensamientos de Ernesto Che Guevara, entremezclados en un discurso oficial que cada día se acerca mas a los paraisos vendidos por Fidel Castro, los que en realidad robaron la dignidad de un pueblo cansado, dolorido y postergado en el tiempo.

A partir de las mismas obsoletas doctrinas mentes trastornadas insisten con fructificaciones pútridas de un pasado anormal, desvanecido en la historia de otras naciones y que solo reviste como un mal recuerdo para los que tuvieron la desgracia de soportar estas malignidades.

Latino América se debate bajo la amenaza de transitar el mismo camino que sumergió a Cuba en el Infierno, consecuencia de los incrédulos, escépticos y sordos a las voces de advertencia, mientras tanto los nuevos régimenes pregonan pseudo democracias populistas, las que nada tienen que ver con futuros prósperos, ni de libertades y estado de derecho, únicamente responden a aspiraciones esclavizantes, las mismas que detrás de la mentira y el engaño impostara la Revolución Cubana.

Esta vez seguramente no existirá el mal entendido y la lucha de los cubanos será compartida por los millones de almas que están siendo empujadas a su mismo destino, los pueblos están despertando y están dispuestos a desterrar a ese moribundo león sin garras, que solamente repite su retórica entre los lapsus de un cerebro anquilosado.

Autor: Susana Sechi
Directora de La Historia Paralela

Email: susanasechi@gmail.com

Fuente:La Historia Paralela

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: