Piedra Libre

susana sechiEn esta Argentina desbocada y sin cordura que viene transitando por el borde de un abismo institucional abierto el 25 de Mayo del 2003, tras un juramento incumplido de Néstor Kirchner que diera piedra libre para que los terroristas de ayer ocultos en los muros de la impunidad pudieran volver con sus pasados sangrientos, esta vez integrando un gobierno de dudosa legitimidad.“Jóvenes Idealistas”, subversivos, terroristas y asesinos fueron rebautizados con un nombre que oculta bárbaras acciones, quienes violando todo principio democrático irrumpieron con ejércitos armados para la toma del poder en las décadas del 60, 70 y 80 sin lograrlo, pero habilitando una guerra sucia contra dos gobiernos democráticos, la que debió ser combatida por fuerzas armadas, quienes con tesón y valentía derrotaron al enemigo de la Patria.

Esos mismos enemigos hoy establecen políticas en el país con un deliberado plan de destrucción de todo principio republicano, plan puesto en práctica con anterioridad en Venezuela por Hugo Chávez Frías y que en la actualidad cuenta con la plena complicidad de Néstor Kirchner y Evo Morales, el discípulo bolivariano, todos detrás de un llamado Socialismo Siglo XXI que encubre el peor de los marxismos, el que se intenta instalar en la región.

Un sinceramiento del vice-presidente de Bolivia, García Linera en el Congreso de su país, mostró la realidad mas cruda de quienes hoy conforman el Poder Ejecutivo boliviano, al reconocer que tanto él como Morales integraron activos grupos terroristas. Dando muestras de orgullo, ese vice presidente afirmó: “Los terroristas de ayer son los héroes de hoy … y los gobernantes del mañana”.

Tal justificación de Linera desnuda lo que está ocurriendo en América Latina, en la que miembros de esas organizaciones criminales son incorporados a los gobiernos en todas las instancias del poder, promoviendo extraños derechos humanos que solo benefician a los que por sus antecedentes de vida formaron parte de esas agrupaciones violentas, excluyendo a los miles de ciudadanos inocentes, víctimas de secuestros, asesinatos y atentados explosivos.

En Argentina, en la década del 70, ante un cuerpo social que se encontraba amenazado por estas huestes bárbaras, la lucha fue feroz y el pueblo argentino respaldaba ampliamente el combate a la subversión, pese a la derrota sufrida, hoy la traición del actual presidente ha embarcado al país en una nueva guerra ideológica, declarada desde esa minoría amenazante que hoy es apoyada desde políticas de estado a semejanza de las instauradas por el presidente Hugo Chávez.

El silencio de Néstor Kirchner con respecto a la libertad de expresión que el tirano venezolano se ha propuesto aniquilar, fue quebrado por la senadora Cristina Kirchner desde Suiza, que sin pelos en la lengua se expidió a favor de Chávez y sus arbitrarias medidas, aunque en la Argentina poco se pudo saber de estas declaraciones que la Primera Ciudadana decidió expresar lejos de su país.

Los poco ilustrados presidentes bolivarianos y sus nuevos adláteres de Nicaragua y Ecuador suponen que podrán afirmar su poder a través de estas desvencijadas y obsoletas prácticas totalitarias, por las que tanto batalló la humanidad en los siglos XIX y XX.

Hoy como remedos de un negro pasado han florecido en América Latina perimidas prácticas de la mano de obsecuentes políticos que en busca de oportunidades personales se unieron a la debacle antidemocrática, la que ha incorporado a los presos políticos entre los que se encuentran hombres de las fuerzas armadas, de seguridad e incluso pastores de la Iglesia, todos ellos condenados aún sin condena por medio de falsas acusaciones y testimonios inconsistentes, lo que es solo posible en países carentes del estado de derecho. y medios de prensa comprados o cerrados.

Impostores que se presentan como auténticos demócratas están sometiendo a sus pueblos con una estrategia engendrada por la raíz misma del mal, la que se encuentra plantada en la Isla de Cuba, la Meca de todas estas mentes enajenadas, las que cada día mas son repudiadas por pueblos sedientos de libertad.

Autor: Susana Sechi
Directora de La Historia Paralela

Email: susanasechi@gmail.com

Fuente:La Historia Paralela 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: