Ar-News Buenos Aires

Diario – Noticias – Digitales

El tercero en discordia

Posted by Ramiro Duran en junio 2, 2007

susana sechiEn los últimos actos el Presidente parece embebido en su propia mentira, mostrándose muy feliz a pesar de los extras contratados para cumplir con sus sueños de popularidad. El cierre de campaña del candidato oficial Daniel Filmus cumplió con esas características, un Luna Park colmado por una vociferante multitud munida de pancartas y papelitos escenificaron una fiesta al mejor estilo cinematográfico, como para vender hacia el exterior una imagen popular muy alejada de la realidad.Con algarabía los concurrentes dieron pie al inicio de las disertaciones, tomó la palabra el Ministro Filmus en un discurso que pareció un calco de los presidenciales, salvo que las frases empalagosas tenían como destino la exaltación de la figura de Néstor Kirchner, discurso que mereció la ovación de la plana mayor del Gobierno y alquilados militantes.

Luego tomó la palabra el Primer Mandatario, que en la misma tónica de su elegido marcó logros de gestión tan fantasiosos como el evento mismo. Entre pantomimas, el Presidente de algunos argentinos, descargó acusaciones y críticas contra los adversarios opositores y sin dejar de sobreactuar habló de esos derechos humanos que dice defender.

“El mejor Ministro de Educación de la Historia” – señaló el Señor Kirchner exaltando la persona de Filmus como para seducir al electorado, destacando también su participación en la promulgación de la Ley de Educación y la puesta en el aire del Canal Educativo Encuentro, con el que se pretende borrar el pasado histórico y reemplazarlo por el más conveniente a los jóvenes idealistas, canal que ha tenido un costo de catorce millones de pesos, solamente para cumplir con una minoría a la que se destinan todos los esfuerzos de su gobierno.

La investidura presidencial da para todo, desde decidir por el electorado, ordenar a los ciudadanos el camino a seguir, promover una campaña partidaria por medio de una sucia confrontación, subestimar oponentes e imponer a dedo candidaturas

Es por demás inexplicable que el Señor Kirchner sienta soberbia por actos comprados con dineros públicos y que promueva desde su caridad cristiana a hombres como Ginés González García, defensor de la cultura de la muerte.

“A esos que me pegan continuamente, les pongo la otra mejilla” – dice ese Presidente, cuando es él quien abofetea permanentemente a los ciudadanos de bien, defendiendo prácticas tan bárbaras como su estilo.

Las burlas sucesivas protagonizadas por el matrimonio Kirchner no tienen parangón en los anales de la historia, la desfachatez de ambos resulta un insulto a una mayoría contraria a estos dislates que con opulencia se vienen generando en el país. Discursos que nada tienen que ver con la realidad pretenden acumular adeptos para retener el poder. Mientras el señor y la señora se sienten estadistas, el país se derrumba.

Planes educativas que nada tienen que ver con la instrucción promueven la indisciplina y la incultura del alumnado, el que al abandonar las aulas lo hará con un mínimo de conocimientos y sin pautas de respeto o convivencia.

Siguiendo el consejo del Jefe de Estado solamente se logrará sumar a los fracasos del Ejecutivo Nacional los producidos en el ámbito capitalino, debido a la aplicación de las mismas políticas que se utilizan para destruir la República.

Cuando la parafernalia de los reductos se ve colmada por estas particulares discursivas, el engaño forma parte de la irracionalidad de un régimen vengativo, nada importa, ni la moral ni los valores así como tampoco la vida de los ciudadanos, mucho menos su dignidad, se los mantiene en una degradación tan inmoral como la trayectoria de estos cuatro años de gobierno.

Mientras ese Presidente se expresa por logros inexistentes se toman las escuelas, sus edificios se caen a pedazos, la crisis energética paraliza la economía y los habitantes se mueren de frío, los servicios de transportes crispan los nervios de los usuarios, los piquetes se adueñan de las calles, Quebracho incendia todo a su paso, los precios aumentan y la inseguridad ha desbordado todos los límites. El Señor Kirchner pide buena memoria y ayuda para seguir con su plan sistemático de abuso a los ciudadanos, tratando como a un conjunto de idiotas útiles a ese pueblo que ya no resiste los costos de esa concertación plural que tanto se pregona desde el poder hegemónico.

Un cambio es necesario para eliminar estas perversas políticas de estado, las que van a contramano de las necesidades y voluntad del soberano, en estas elecciones “llenemos las urnas con buena memoria”.

Autor: Susana Sechi
Directora de La Historia Paralela

Email: susanasechi@gmail.com

Fuente:La Historia Paralela 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: