Ar-News Buenos Aires

Diario – Noticias – Digitales

“KAOS”

Posted by Ramiro Duran en mayo 22, 2007

malu kikuchi¿Quién, con una cierta edad, no recuerda al tierno, disparatado, torpe y simpatiquísimo Agente 86, el inolvidable Maxwell Smart? (Serie de TV, Mel Brooks, 1965/1970). La muy particular agencia gubernamental del Agente 86, de la 99, del 13, la de los buenos, con el Jefe a la cabeza, se llamaba “Control”.“Control” peleaba contra la diabólica agencia internacional dirigida por el malvado Sigfried. “Control” peleaba desde y para siempre, contra “Kaos”.

“Kaos”. La Argentina, hoy, es un “kaos”. En la televisión, los de “Control”, después de muchas peripecias, siempre ganaban. ¿Podrá la Argentina salir indemne del “kaos”?

“Kaos”. Sin lugar a dudas el Presidente es responsable del “kaos” en el que se debate el país. El Presidente es responsable de todo lo bueno y de todo lo malo que sucede ya que no comparte el poder. Los tres poderes los ha condensado en un solo poder, el suyo. El Ejecutivo lo ejerce el Presidente y cumple todos los roles, es ministro de economía, canciller, vocero, ministro del interior, jefe de gabinete…

“Kaos”. La pregunta se impone: ¿el Presidente es voluntaria y deliberadamente responsable del “kaos” o el “kaos” lo desborda al igual que al resto de los argentinos? Si el Presidente ha provocado este “kaos” a propósito, ¿cuál es el propósito del “kaos”? La respuesta es inimaginable y temible. Si el Presidente ha provocado este “kaos” sin querer y el “kaos” lo supera, ¡socorro! De todos modos, el futuro cercano es complicado para la Argentina.

“Kaos”. Sobrevivir la semana pasada en la Argentina, y en particular en Buenos Aires, ha sido un trabajo arduo, insalubre y peligroso.

“Kaos”. El mal clima social, la crispación permanente de los ánimos, la sensación de descontrol, el desmoronamiento de los servicios públicos, la falta de diálogo, el reto permanente, la provocación desde el atril, la sensación (en este caso real) de falta de contención, todo ello contribuye al “kaos”.

“Kaos”. Sábado 12 de mayo, Río Gallegos, provincia de Santa Cruz. Después de dos meses de huelga docente, con apoyo de empleados municipales y provinciales; multitudinarias manifestaciones diarias, acompañadas por gran parte de la población y con el apoyo de la Iglesia, se reprime. La represión es excesiva.

“Kaos”. La orden de reprimir, como todas las demás, llega desde Balcarce 50. Los medios reflejan la represión. El Presidente reacciona echando al Gobernador. Hace nombrar a Peralta. El clima de la provincia es irrespirable.

Ese es el momento que elige Alicia Kirchner para hacer una aparición pública. Una vez más, cien veces más, las que hagan falta, NO AL ESCRACHE. Pero admitamos que en el caso de la hermana del Presidente fue casi, casi, provocado. Lo que no lo justifica. Sigue siendo imperdonable, y contribuye al “kaos”.

“Kaos”. Los trenes no funcionan. No importan las razones que dé el concesionario, la realidad es que hay falta de mantenimiento. El gobierno subsidia. Pero no subsidia al usuario, subsidia al empresario amigo del gobierno.

El resultado es que la gente viaja mal, cada vez peor, y a veces, no viaja. Miércoles 16 de mayo, después de 2hs. sin trenes ni explicaciones, la gente cansada, enfurecida, estafada, ninguneada, arremetió contra la estación de Constitución. A los 15 minutos de iniciada la pueblada, los de siempre se sumaron. Traían bombas Molotov y piedras. El “kaos” fue total.

“Kaos”. Caso Skanska. Se hace correr la versión que el fiscal Stornelli, un adalid de la justicia (y no hay muchos), está en conversaciones con Scioli para formar parte de un eventual gobierno de la provincia de Buenos Aires. Una manera de poner en tela de juicio la imparcialidad del fiscal en la investigación sobre las coimas pagadas por Skanska. Un incomprensible aviso de Stornelli a Aníbal Fernández sobre “me voy a cargar a Madaro y a Ulloa”.

“Kaos”. Madaro, titular del Enargas y Ulloa, gerente del Nación Fideicomisos, están nombrados en una conversación rescatada de una computadora de Skanska. El Presidente reacciona rápido, despide a Madaro y a Ulloa.

El decreto es una pieza insólita, única, donde los tiempos de los verbos no se corresponden y nombran al fiscal en una clara maniobra política. Además, ¿no era que se trataba de corrupción entre privados, entonces porqué echar a dos funcionarios públicos? Un decreto “kaótico”, hasta en sus formas y, desgraciadamente, una corrupción muy bien organizada, nada “kaótica”.

“Kaos”. La velocidad para separar a Madaro y a Ulloa de sus cargos, ¿responde a un auténtico deseo de verdad o es una forma astuta de detener la investigación para que no alcance a los reales responsables? El “kaos” de la corrupción que recién empieza a asomar en el gobierno, ¿llegará hasta donde debe llegar?

“Kaos”. El fiscal Manuel Garrido exige que el secretario de Comercio, Guillermo Moreno no entre más al INDEK, ya que distorsiona los resultados del organismo. Esa distorsión produce un fenomenal “kaos” en los analistas económicos, en las posibilidades de inversión y en el desconcierto de los habitantes, a los que se les dice una cosa y comprueban otra.

“Kaos”. Miércoles 16 de mayo. Huelga de las 5 líneas de subterráneo y del Premetro. “Kaos” total en la ciudad. Un millón de personas se quedan sin medio de transporte. Dicen que los trabajadores del subte, que ganan sueldos fabulosos para la Argentina de hoy y trabajan sólo 6 horas diarias, no aceptan los acuerdos firmados por la UTA y las empresas. Las empresas son subsidiadas por el gobierno. “Kaos” entre los trabajadores. El usuario, que se jorobe.

“Kaos”. Miércoles y jueves 16 y 17 de mayo. Se incendia un generador de Transener, distribuidora de electricidad en González Catán, provincia de Buenos Aires. Resultado: media ciudad de Buenos Aires y parte del conurbano se quedan a oscuras. El incendio, descartada la intencionalidad, tarda en apagarse. La luz tarda en volver. Kaos para los usuarios, festival para los delincuentes. El transformador se incendia por falta de mantenimiento.

“Kaos”. debido a las políticas económicas populistas que prefieren subsidiar a los amigos antes que construir para el futuro. “Kaos” por permitir que la toma de una comisaría sea premiado con una subsecretaría de Estado. “Kaos” por liberar estaciones de servicio para presionar con piqueteros que luego no se pueden controlar. ¿O se pueden controlar y no se quiere controlar?

“Kaos” por permitir la falta de mantenimiento en servicios públicos esenciales, que el Estado generosamente subsidia con la plata de los ciudadanos. “Kaos” por mirar hacia otro lado o por permitir o por contribuir a la corrupción. “Kaos” por manejar una provincia como si fuera un feudo propio. “Kaos” por terquedad, por capricho. “Kaos” por creer que el que piensa distinto es un enemigo al que hay que destruir.

“Kaos” en la serie de TV se escribía con K. En Argentina, el “kaos” también se escribe con K.

“Kaos” en la serie de TV siempre perdía a manos de “Control”. El control en la Argentina lo tienen los argentinos. El control se ejerce mediante el voto.

Recuerde, el 3 de junio y el 28 de octubre, gánele al “kaos”.

Fuente: La Caja de Pandora online

Autor: Malú Kikuchi

Gentileza:La Historia Paralela

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: