Por una Patria mejor

susana sechiMientras el país se encuentra jaqueado por conflictos sociales y protestas en que se desatan furias violentas, desde el ombligo mismo del poder un Presidente que se dice acérrimo defensor de los derechos humanos se entrega a las apologías de la guerrilla revolucionaria, en una campaña sucia con pretensiones de imponer el ideario marxista como objetivo prioritario de su gestión.Todo es visto a través de los ojos de los “Jóvenes Idealistas”, ocultando la gravedad de una crisis institucional y los problemas que se multiplican en las diferentes jurisdicciones, de eso no se habla, solamente el discurso del Señor Kirchner se mantiene dentro de los odios y las revanchas, envolviendo con mentiras la sucesión de hechos gravísimos que eclosionan día a día.

Lo que mantiene ocupado al Presidente es promover sus ambiciones electoralista desde las bases del pasado, y así lo hizo, rindiendo homenaje a los caídos en Margarita Belén, manifestando con orgullo ser el primer Presidente de la Nación presente en ese lugar y sosteniendo que lo hacía en nombre de un pueblo que ha tomado conciencia de esa parte de la historia de nuestro país.

Con referencia a lo ocurrido en Margarita Belén hace 31 años, como una historia de vida que parece cercana pero está tan lejos, recordó a los que protagonizaron el hecho como compañeros de estudios y de ideales, aquellos que dieron todo hasta el último instante por una Patria mejor.

La gravedad de desdibujar el pasado, justificado en el mensaje de un Primer Mandatario que no dudó en subvertir la verdad en pos de reivindicar a quienes atentaron contra dos gobiernos constitucionales, se ha transformado en un burdo intento maniqueista de manipular la historia reciente argentina.

El lamentable espectáculo desvirtuó reglas esenciales de la democracia al escucharse una arenga digna de un comandante guerrillero que ordenaba el camino a seguir a una justicia hecha a su medida, lo que ha colmado la paciencia de muchos argentinos que sufrieron en carne propia los avatares de esos años sangrientos.

Tan conspicua afinidad con los violentos ha llevado a ese Presidente a la crispación, promoviendo exclusivamente una lucha que desde su investidura no hace más que demostrar la discriminación ejercida sobre el cuerpo social no permeable a esa barbarie ideológica.

Alentado por una minoría que exhibía trapos rojos de montoneros, imágenes del Che Guevara y por supuesto retratos del matrimonio presidencial, el Señor Kirchner aseveró – “No nos han derrotado y por esos amigos tenemos que seguir la tarea, con amor y sin venganza, como las madres, abuelas e hijos”

Seguramente el Presidente se refería a ese amor que expresara la Señora Hebe de Bonafini en su discurso del 8 de Mayo, que tras los insultos pertinentes, instó a tomar las armas si fuera necesario para retener el poder.

Autor: Susana Sechi
Directora de La Historia Paralela

Email: susanasechi@gmail.com

Fuente:La Historia Paralela 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: