Bolivia – Interinatos

centa reckDespués que el Tribunal Constitucional fallara en el sentido de no admitir el interinato de magistrados de la Corte Suprema de Justicia por tiempo indefinido, poniendo un alto a la arbitrariedad que se vale de recursos leguleyescos, que suelen ser muy útiles a la hora de perforar la ley y vulnerarla, para obtener beneficios partidarios o prebendales.

En el colmo de las “negociaciones” o “regateos” a los que este gobierno pretende someter a la institución encargada de precautelar la constitucionalidad y la vigencia de los derechos dentro de nuestro país, el presidente Evo Morales solicitó que el Tribunal Constitucional complemente y enmiende la sentencia dictada por este órgano jurídico, que dejó cesantes de su cargo a los ministros designados por decreto en el pasado mes de diciembre de 2006. En realidad existen muchos cargos que en el país han sido designados por interinato, situación que pasó a ser una práctica política en gobiernos anteriores y que el Ejecutivo actual no muestra la más mínima intención de cambiar, pues beneficia a que el partido oficialista penetre los otros poderes para conseguir sus objetivos actuando desde el interior de órganos que supuestamente deben ser independientes. Se conoce que la base jurídica que utilizó el T.C para emitir su fallo, fue la ley del 2 de octubre de 1911, que indica que los interinatos de los puestos públicos caducan en 90 días.

En la actualidad existen más de 25 cargos que tienen funcionarios interinos, siendo que deberían haber sido designados por más de dos tercios del congreso. En su estilo de mandato personalísimo para no decir caudillezco, el mandatario boliviano, anunció que buscará la manera de que los magistrados no dejen sus cargos, y por supuesto que consideramos que esta advertencia no se constituye en una simple amenaza, porque tenemos muchas pruebas de la forma discrecional con la que el Presidente toma los fallos del máximo organismo guardián de la constitucionalidad.

Para dar un ejemplo, hace pocos días destituyó al titular del SEDUCA (Servicio Departamental de Educación) cuya designación había sido hecha por el Prefecto y respaldada por un fallo del T.C. Sin embargo el mandatario de Bolivia emitió un Decreto Supremo en el que definió que los titulares del Seduca dependan directamente del Ministerio de Educación, llevando a que se retorne al centralismo contra el cual se viene luchando encarnecidamente en el país y tumbando de un plumazo el fallo emitido por el T.C, que había sido favorable a los Seducas departamentales.

El presidente que no se amilana ante nada y que suele tener siempre una nueva movida política para seguir en el camino que es de su interés, expresó que apelará el fallo, solicitando que los magistrados continúen en sus funciones hasta que el Congreso pueda elegir a los magistrados. Situación que equivale a abolir el fallo indefinidamente, dada la difícil correlación de fuerzas que existe en el parlamento.

Más allá de las discusiones que apelan a jurisprudencias más recientes o que plantean contradicciones, consideramos que la discusión debería más bien centrarse en la forma de volver a retomar el respeto de las leyes y no en cómo encontrar la mejor manera de seguirla violando. Si el camino sigue siendo culebrero, ¿de qué cambio se supondría que estaríamos hablando

Autor: Centa Reck

Gentileza:La Historia Paralela

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: