La punta del iceberg

susana sechiLa patota oficial salió al frente para cubrir las realidades antes ocultas de la Provincia de Santa Cruz, desestimando los acontecimientos que afectan a sus ciudadanos y manteniendo una poco feliz participación en un caos que lleva ya muchos años sin resolución. Con procedimientos dictatoriales el hoy Presidente de la Nación manejó su provincia desde la metodología de premios y castigos, siempre empleando la amenaza en contra de sus comprovincianos durante los diecisiete años de función pública que duró su gestión.Todo parecía andar sobre rieles, el Señor Kirchner hacía demostración de capacidad de gestión y todos callaban, utilizando estos métodos para propaganda política se mostraba un pueblo feliz en apariencia, cuando en realidad detrás de la misma existía un conjunto de seres humanos domesticados a partir del clientelismo y la extorsión.

Los graves problemas venían exacerbando el ánimo de los pobladores, hasta que un día el ruido de cacerolazos no pasó desapercibido y fue registrado por los medios nacionales, provocando una explosión presidencial a la que siguió la versión del atentado, “cobardes patoteros atacaron mi casa”, “me quieren extorsionar por que yo soy el Presidente de la República y tengo que gobernar para todos los argentinos”, “el conflicto docente es político”, “creen que generando miedo van a cambiar las cosas” y todos estos dichos, entre convicciones y principios que dijo tener, colmaron una lista de improperios dirigidos a los habitantes de su provincia ¿Entonces tiene miedo el Primer Mandatario?, ¿Qué lo impulsa a reaccionar así?, ¿Tal vez su conciencia que le reprochaba haber mandado reprimir a pacíficos manifestantes?

Puestas en escena que incluyeron atentados, magnicidios y un ataque salvaje de la oposición, completan los argumentos de Néstor Kirchner que no escatima esfuerzos para inventar los fantasmas enemigos a su gestión, quienes discuten el “nuevo modelo” contra el “viejo modelo” (sic), “entorpeciendo esta Argentina que estamos encaminando” ¿A que Argentina se refiere el Presidente, a la del odio y la confrontación impulsados desde la Casa Rosada?

Una Argentina en la que sus ciudadanos son permanentemente amenazados por no compartir la ideología presidencial o la del atentado que inescrupulosamente acosa a los argentinos, los que son expuestos a una vida de sobresaltos y angustias por parte de un gobierno que no los cuida en sus más esenciales derechos, como son la seguridad física, la salud, la educación, la justicia y el no respeto del estado de derecho, esto si es un atentado a la ciudadanía, dejada de lado y utilizada únicamente para llenar las urnas con buena memoria.

Se pudo ver al Presidente apenado por un cacerolazo frente a la casa de su señora madre, apelando en su discurso a la avanzada edad de la pobre señora que evidentemente debe haber sido la única portadora de apellido que se encontraba en Río Gallegos, pero sin embargo nunca se lo escuchó a ese señor preocupado por los abuelos asesinados a diario por la delincuencia y a los que únicamente les dedica algunas palabras de amor cuando los hace beneficiarios de algún magro aumento de haberes, los que han llegado a la exorbitante suma de ciento setenta dólares.

Mientras hervía la Provincia de Santa Cruz el Ministro Aníbal Fernández se dedicaba al insulto desde su vulgar verborragia, ofendiendo y pidiendo renuncias como una forma de dirigir a la opinión pública en una lucha de odios que se podría comparar con la Inquisición.

Cambio de gobernador por medio de estrategias elucubradas detrás del manejo de la legislatura consiguieron el nuevo mandatario provincial, Daniel Peralta, logrado en base a triquiñuelas de la casa central que atiende en Buenos Aires.

Todo es factible dentro de la hipocresía del kirchnerato, el descontrol genera diariamente un nuevo conflicto social y el Presidente impone la categoría de enemigos a todos los que no coincidan con su estilo dictatorial, en ese caso es solo cuestión de eliminarlos , tal como lo denunciara el Obispo Romanín, que junto a sus fieles da muestra del descontento por la carencia de representantes que en total demérito ejercen sus cargos en beneficio exclusivo del poder central.

Santa Cruz ha sido la punta del iceberg, la protesta tiende a extenderse por todo el país y tiene un solo responsable que hoy se haya prisionero detrás de las rejas de la Casa Rosada.

Autor: Susana Sechi
Directora de La Historia Paralela

Email: susanasechi@gmail.com

Fuente : La Historia Paralela 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: