Ar-News Buenos Aires

Diario – Noticias – Digitales

Confusión o mala intención de los “Jóvenes Idealistas”

Posted by Ramiro Duran en mayo 10, 2007

montonerosLos cambios operados y que desconciertan a quienes han vivido gran parte del siglo pasado y principios de este, nos están señalando que asistimos, pareciera, a la indicación de una nueva era para la historia universal. La transformación mundial que se manifiesta afecta tanto lo espiritual como lo político y lo material. Es indudable que este escenario que la juventud tiene ante sus ojos es bien distinto del que teníamos nosotros a mediados de la centuria pasada; pero ello no quita que tengamos un idéntico y firme fondo, pues, cada pueblo cuenta con su fisonomía propia forjada por una cultura y por una estabilidad multisecular, que no cambia sustancialmente.La cohesión del tejido social en sus diversos sectores y capas resultan así sostenidas por la tradición domestica, lugareña y nacional que se prenden en una expresión genuina al espíritu popular de casa país.

Pero claro está, existen las excepciones que confirman las reglas, hacen su aparición los ‘jóvenes idealistas’ con sus ideologías ajenas al sentimiento patrio, creyendo que el país nace y comienza con ellos, arremeten en irrupción demagógica contra las instituciones fundadoras y la tradición nacional, empujados por la corriente destructora de un extremismo revolucionario que se basa en la consecución del poder absoluto cualesquiera sean sus métodos y consecuencias.

Se autodenominan argentinos nuevos y pretenden desechar el pasado, sin tener en cuenta que el culto de la tradición no significa de ninguna manera seguir la rutina, ni retroceder deteniendo la evolución de la vida y de las cosas, sino venerar con amor ese acervo moral que nos legaron nuestros antepasados, y que, transmitido de una generación a otra, va modelando el alma nacional, con visión de grandeza. Esta comunión de caudales, de recuerdos, de sentimientos, de sacrificios, de costumbres, de instituciones y de glorias comunes que se unen a las generaciones y que debe solidarizarnos en un todo coherente con individualidad propia, se llama patria. No permitamos entonces que nos borren las tradiciones, porque de suceder esto, sólo seremos un punto geográfico habitado.

La nacionalidad es dada solamente por el territorio en que se ha nacido; ella, prescindiendo de su faz jurídica, más que expresión material, es un concepto sentimental impregnado de mística y hecho por la trama moral e histórica; ella está, en el contenido espiritual de un pueblo. Aquellos que repudian la tradición son verdaderos renegados de su nacionalidad y de su patria.

Autor: Ovidio H. Zanzero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: