Publicado en Actualidad, Argentina, Digital News, Noticias, politica, politica argentina, Todas las Noticias

Francisco de Narváez: Excéntrico es tolerable pero ¿traidor?

francisco de narvaezEl diario ‘Clarín’ abrió su sección ‘El País’, en página 3, con un recuadro, con foto, de Francisco de Narváez, apoyando la candidatura presidencial de Néstor Kirchner y considerando a Roberto Lavagna el candidato “del radicalismo”. ¿Acaso se ha ‘borocotizado’ el diputado nacional?

Francisco de Narváez comenzó a incursionar en la agenda de la actualidad en días de Fernando De la Rúa en la Presidencia. En el gobierno de Eduardo Duhalde esto fue más evidente, cuando se consideró gerente general del proyecto Mauricio Macri Presidente.

Sin embargo, Macri rechazó el convite de Eduardo Duhalde para ser candidato presidencial en 2003 y prefirió competir por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Entonces, Narváez se alejó de la Fundación Creer y Crecer, que hasta entonces frecuentaba, y hasta le dejó de dirigir la palabra durante bastante tiempo a Macri.

Narváez manifestó su respaldo a que Duhalde permaneciera en el poder, pero terminó involucrándose con la candidatura presidencial de Carlos Menem.

Reapareció en la política en el año 2004, cuando Alberto Fernández comenzó a dialogar con él para sumarlo al oficialismo. Así, el Ejecutivo Nacional facilitó su ingreso al canal de TV América 2. Pero, entonces, en 2005, Narváez se incorporó a la lista de candidatos a diputado nacional que apoyaba a Hilda Beatriz González de Duhalde, en contra de Cristina Elizabeth Fernández de Kirchner.

En 2006, Narváez se sumó al proyecto denominado ‘El General’, junto a Eduardo Camaño, Juan José Álvarez y Jorge Sarghini; a su vez este esbozo de línea interna del PJ bonaerense adhirió a la precandidatura presidencial de Roberto Lavagna.

Narváez no solamente frecuentó a Lavagna sino que también, se dice, la co-financió durante un tiempo. Entonces, Narváez anunció su precandidatura presidencial a gobernador bonaerense, la que anunció en una cena de la Fundación Juan Bautista Alberdi, con Juan Carlos Blumberg sentado a su mesa, y sin haber invitado siquiera a Lavagna.

Pero Narváez intentó insertarse en un espacio político peronista junto a Ramón Puerta, Miguel Toma y otros ‘no kirchneristas’. Los ‘operativos’ del proyecto de Narváez son el bonaerense Carlos Brown y la riojana Alejandro Oviedo.

Más tarde, Lavagna dijo que su candidato a gobernador bonaerense es Sarghini, lo que provocó el alejamiento formal de Narváez, quien sin embargo mantuvo su precandidato a gobernador. Pero él necesita una conformidad de la Corte Suprema de Justicia bonaerense porque nació en Colombia y entonces tiene un impedimento constitucional.

Ahora Narváez apareció ponderando la candidatura presidencial de Kirchner y relativizando la de Lavagna. Obviamente que muchos peronistas que él frecuentó en el ‘anti-kirchnerismo’ se encuentran ofendidos con Narváez, cuyas explicaciones acerca de qué publicó ‘Clarín’ han resultado poco convincentes.

El problema de fondo es la credibilidad: Narváez tiene menos de 1 lustro en la política y ya ha cambiado de aliados más de 6 veces, o sea que más de 1 vez por año.

A este paso, Eduardo Lorenzo ‘Borocotó’, terminará resultando apenas un “pichón de Narváez”, tal como explicó un allegado a Miguel Ángel Toma.

Narváez tuvo al menos 3 virtudes: su disposición al trabajo incansable recorriendo el distrito bonaerense, su audacia de financiar con su propio dinero su proyecto político (lo que no es frecuente entre políticos que sólo aportan el dinero de otros o del Estado), y la organización de un equipo bastante profesional y creativo.

Hoy Narváez es mucho más conocido que en el año 2005 y si persistiera con coherencia en su espacio puede convertirse en un referente bonaerense, aprovechando la ausencia de personajes con credibilidad.

Pero Narváez comenzó a traicionar sus convicciones y su propio trabajo, quitándole credibilidad a su propuesta, al aparecer ahora ponderando a Kirchner y repudiando a Lavagna.

Es probable que Narváez se encuentre herido por lo que interpreta fue una decisión equivocada de Lavagna, pero aún así debería ser más inteligente y sabio en sus declaraciones públicas. Abrir la boca en forma irreflexiva, verborrágica, intempestiva, puede hacerlo retroceder muchos casilleros.

Lo más grave: puede quedarse solo.

Es inexplicable que Narváez no haya llegado a un acuerdo con Blumberg, por ejemplo; sobre la base de que Blumberg es más conocido y tiene mayor intención de voto, pero era un buen trampolín para Narváez; además, Blumberg necesita equipo y financiación.

Pero el ego de Narváez no aceptó un rol de Nº2; es otro problema del millonario político: parece peligrosamente auto-referencial. Y la verdad es que, hasta ahora, no ha revelado algún talento equivalente a la imagen que él tiene de sí mismo. Luego, si algo falta entre los aspirantes a líderes es humildad y sabiduría. Nada de eso se compra con dinero. ¿Será por eso que Narváez parece no tenerlo?

Fuente:Urgete24.com

Autor:

Contacto Mailto:arnews@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s