Ar-News Buenos Aires

Diario – Noticias – Digitales

La pobreza es la mayor inequidad que sufren las mujeres en Venezuela

Posted by Ramiro Duran en abril 17, 2007

aixa armasLas grandes luchas del feminismo del pasado reciente lograron lo que hoy en día es la mujer ante el mundo, en lo público, en lo común, en lo social. Las diferentes corrientes teóricas y políticas dieron un giro importante para igualar a “la otra parte de la humanidad”, tomando la visibilidad efectiva de la mujer como razón de impresionantes movimientos sociales, esas mujeres están hoy reunidas en Venezuela para hablar a más de cinco mil delegadas al XIV Congreso de la Federación Democrática Internacional de Mujeres (FDIM), procedentes de 103 países y 212 organizaciones, como convenir con los gobiernos del mundo a materializar la equidad de género como una realidad pragmática y no simple enunciados de papel.La mujer venezolana ha dado un brinco de categoría en lo pertinente a lo público en los últimos años. Sea porque le ha tocado acompañar apoyando todo este proceso revolucionario donde su participación ha sido decisiva, o porque le ha tocado defender la democracia representativa ante la opción del Socialismo del Siglo XXI que no comparte.

La venezolana moderna es productora de alternativas, encabeza proyectos claves, fundamentales, decisivos para el desarrollo, desarrollo no solo de Venezuela sino del mundo, porque en el proceso globalizador lo que puntualmente realizamos en el país se refleja en todo el entramado de la humanidad. De hecho, el desarrollo de la humanidad no puede ya ser entendido ni pensado sin la mujer.

Sin embargo, me parece evidente que en la actualidad, la pobreza es la mayor inequidad que sufren las mujeres en Venezuela, los derechos más inmediatos por los que hay que luchar son por los derechos fundamentales de la mujer disminuida, la mujer maltratada, la mujer violada, la mujer incapaz de establecer sus opciones, la mujer perjudicada por la míseria, es allí donde las grandes reuniones, los inmensos congresos deben apuntar para exigir a los gobiernos que se solvente la pobreza material la cual engendra la pobreza cultural.

Las grandes mortificaciones que sufre la mujer de las clases D y E en nuestro país, se deben tanto a su condición de mujer como a su situación de miseria, situación que conlleva a la actual crisis social. Las humillaciones, los maltratos constantes, el desempleo, la maternidad precoz, la ausencia casi absoluta de derechos de las mujeres en nuestras ciudades, son una condición de la pobreza, de la miseria, donde pareciera que ser mujer es sinónimo de hambre.

La miseria y la pobreza degradan a las mujeres, la excluyen de cualquier derecho y lo arrasan todo. La miseria despoja a la mujer de cualquier grito de igualdad, equidad o autonomía. De allí que el asunto para plantearle a los gobiernos sea que la mujer participe con su talento en la dirección de un mundo que tenga la capacidad de recuperar a esa parte de la humanidad vencida y derrotada por la inequidad, la exclusión y la no generación de riqueza.

Autor: Aixa Armas
Editora de Analítica Mujer de Analítica.com

Gentileza:La Historia Paralela 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: