Ar-News Buenos Aires

Diario – Noticias – Digitales

El sindrome del temblor de rodillas

Posted by Ramiro Duran en octubre 12, 2006

susana sechiLa pluma en manos de las mujeres argentinas parece haber comprometido el futuro político del Presidente, el que ha demostrado permanentemente pánico ante sus escritos y declaraciones.

No es nuevo para las que se expresan en los medios, hoy acotados a sitios de la web, recibir amenazas e insultos por medio de emails, de parte de los seguidores del régimen o de sus similares de la región, pero esto no causó parálisis y se siguieron manifestando, exponiendo libremente sus pensamientos.

Si el Supremo supone suprimir la libertad por medio de actitudes amenazantes, se equivoca, si desde Página 12 se piensa amedrentar, se equivocan, si con manejos a los proveedores de Internet, se supone dejar en el camino a un portal, se equivocan.

Todo esto es un incentivo para continuar la lucha, que por lo visto acusó dolor en las huestes de las desinteligencias del Estado, nunca se podría haber imaginado que el sexo femenino pudiera hacer temblar las rodillas de un Presidente autoritario, que imparte la discordia, parapetado en un atril.

Honor; verdad y justicia, como reglas morales, son las bases de la equidad y no pueden ser cambiadas por los desvaríos de un régimen absoluto, el que impone sus propias leyes, contrarias a la ciudadanía.

Las convicciones marcan un estilo de vida definido, las personas honestas no tienen precio, así como la vida humana, los sentimientos no se pueden cambiar, la fe tampoco, por más que se ataque públicamente desde cualquier tribuna o desde medios propios o comprados, siempre existe el valor de las conciencias libres, esas que no se pueden doblegar.

Los presidentes, los amigos circunstanciales del poder, tienen un tiempo acotado por la decisión de los ciudadanos al emitir el voto y pasan a ser un capítulo del pasado.

La memoria permanece intacta ante las condiciones adversas que pesan sobre los pueblos, la violencia no se olvida, tampoco los muertos provocados por dementes terroristas, que hoy se quieren mostrar como seres heroicos de un pasado sangriento.

Muchas de las mujeres que se pretende censurar, por no tener miedo a los desplantes de un contubernio de hipócritas representantes, tienen algo en común, actúan desde sus principios, defendiendo la moral que ancestralmente fue motivo de una educación, con valores éticos y cristianos.

Valores que se tratan de defender desde la familia y que los oportunistas de hoy, tratan de anular progresivamente, imponiendo la cultura de la muerte y una distorsión a los sacramentos del matrimonio, poniendo como ejemplo en libros de texto, culturas africanas o uniones homosexuales.

Parece ser que la opinión de las que se corresponden con su sexo biológico, no es bienvenida en esta Era K, donde el espectro de sus seguidores responde a las alteraciones psicológicas más diversas.

La normalidad molesta, las señoras pasaron a ser los enemigos públicos del Presidente.

Autor: Susana Sechi
Email: SusanaSechi@gmail.com

Fuente:La Historia Paralela

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: